Connect with us

Portada

RODEADO DE LOBOS CORRUPTOS

*El candidato de Morena, a la gubernatura de Yucatán, Joaquín “Huacho” Díaz Mena, está rodeado de políticos señalados por actos de corrupción, quienes acrecientan su crisis política y lo hunden aún más en el proceso electoral

*Edgardo Medina, Cleominio Zoreda, Carlos Moreno, Luis Borjas, Shirley Castillo, Pablo Castro, Clemente Escalante, Gaspar Alemany, Antonio Homá, Mauricio Sahuí, Dafne López y Luis Hevia, lo están llevando al precipicio.

*La campaña de Huacho está “ivonisada”, debido a que gran parte del equipo que trabaja en su campaña participó en la campaña de Ivonne Ortega Pacheco y fueron parte de su gabinete

Redacción/Sol Yucatán 

El candidato de la alianza Morena-PT-Verde, Joaquín “Huacho” Díaz Mena, está rodeado de personajes con un negro historial, señalados por actos de corrupción, cuyas figuras en lugar de unir a los morenistas los han ahuyentado.

La insistencia de “Huacho” por darles todo el apoyo, incluido los recursos económicos, generó graves fracturas al interior del partido que lo han llevado a desplomarse en las preferencias electorales. 

La mala imagen de figuras como Edgardo Medina, Cleominio Zoreda, Carlos Moreno Magaña, Luis Borjas Romero, Shirley Castillo Sánchez, Pablo Castro Alcocer, Clemente Escalante Alcocer, Gaspar Alemany, Antonio Homá Mendiburu, Mauricio Sahuí y Dafne López Martínez, lo están llevando al precipicio.

Todos ellos dirigidos por Luis Hevia Jiménez, incondicional de Ivonne Ortega Pacheco. Se rumora de que Hevia Jiménez le vendió la idea a Díaz Mena de que por medio de Movimiento Ciudadano, partido dirigido por la ex gobernadora, le restarían votos al PAN, sin embargo, la realidad es que la campaña de Vida     Gómez Herrera no está obteniendo los resultados deseados y que está en riesgo incluso de perder su registro.

No hay que olvidar que, en la elección del 2018, Movimiento Ciudadano hizo alianza con el PAN y como resultado ganaron la contienda al PRI, que en ese momento ostentaba el poder.

Es decir, la campaña de Huacho está “ivonisada”, debido a que gran parte del equipo que trabaja en su campaña participó en la campaña de Ivonne Ortega Pacheco y fueron parte de su gabinete.

La ahijada de Ivonne Ortega y quien se dice es carne de cañón para favorecer la campaña morenista, apenas supera los 4 puntos porcentuales y las encuestas la muestran en descenso.

Lo que es una realidad es que la grave división que generó la llegada de estos y otros personajes que brincaron del PRI a Morena para adueñarse del partido guinda, ha generado daños irreversibles y que ha llevado a la renuncia de importantes figuras morenistas.

A 76 días de la elección, sólo Joaquín Díaz Mena piensa que aún puede ganar, ya que, de acuerdo a fuentes de Sol Yucatán, algunos “chapulineros” se han acercado al equipo de Renán Barrera Concha, en busca de un salvavidas al ver el panorama de la campaña y buscar abandonar el barco para no hundirse con él.

Entre ellos se encuentran Mauricio Sahuí, quien ha tenido acercamiento con el PRI, así como Pablo Castro Alcocer, quienes durante más de un sexenio han estado en la banca y la fortuna que amasaron durante su trabajo en el gobierno poco a poco se van esfumando.

Lo que es evidente es la poca gente que acude a los encuentros y si a esto le sumamos de que “Huacho”, a dos semanas de haber iniciado la campaña, aún no ha podido salir a las calles para hacer proselitismo y pedir el voto, lo que le resta posibilidades para ganar la elección.

Si bien, sus hijos y el mismo presidente de Morena, Omar Pérez Avilés, están haciendo campaña por él, la realidad es que a la gente no le interesa ver y estar cerca de los hijos y del presidente del partido, sino del candidato, lo que está impactando de manera negativa en la campaña.

Edgardo Medina y Shirley Castillo Sánchez, sus incondicionales de la delegación de la Secretaría del Bienestar, están acusados de millonarios desvíos de recursos de los programas de pensión a los adultos mayores y de los programas de mieleros, pescadores y sembrando vida.

Por su parte Luis Borjas Romero, cuando fue delegado de la desaparecida Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal, estuvo acusado del desvío de recursos de los programas de estancias infantiles, coinversión, y de 3 por 1.

Pablo Castro Alcocer, fue acusado de desviar recursos cuando fue director del Instituto de Seguridad Jurídica y Patrimonial del Estado (Insejupy), en el Gobierno de Ivonne Ortega y luego de desviar recursos al campo cuando fue delegado de la Sagarpa en Yucatán.

Mauricio Sahuí, fue acusado de desviar recursos de la Secretaría de Desarrollo Social, durante el gobierno de Rolando Zapata Bello y luego de haberse quedado con parte de los recursos para la campaña del PRI al Gobierno del Estado, donde fue el candidato.

Por su parte, Luis Antonio Hevia Jiménez, es principal operador político de Joaquín Díaz Mena, quien será el encargado de llevar la campaña de Díaz Mena.

El político priista tiene en su haber huellas de corrupción, tráfico de influencias, traición y es un incondicional de la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco y de Rolando Zapata Bello, por lo cual no se descarta que Hevia Jiménez, hubiera llegado al partido guinda para hacer el trabajo sucio al PRI y con ello favorecer a Renán Barrera Concha y a Rolando Zapata Bello.

En el 2016, Hevia Jiménez estuvo en el ojo del huracán, debido a que fue señalado como artífices de presuntos actos de corrupción a través del desvió de recursos por medio de empresas de amigos que participaron en la construcción del inmueble ubicado en el Periférico Poniente.

Debido a que el costo original de la obra se incrementó en casi la mitad y fue el encargado de ejecutar la obra al ser el delegado del Issste, en Yucatán.

Por lo cual el abanderado morenista está rodeado de viejos lobos de mar que se la saben de todas, todas en la política y no van a dejar pasar la oportunidad de negociar para ver por sus intereses en caso de ser necesario.

Fue uno de los principales motivos por los cuales buscaron brincar a Morena, para recuperar espacios que habían perdido en sus partidos, sin embargo, nunca pensaron que su llegada iba a debilitar al partido guinda y si hoy fueran las elecciones su candidato se adjudicaría su tercera derrota consecutiva buscando la gubernatura de Yucatán.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com