Connect with us

Portada

LES CAE LA DEA

Entre los gobiernos de Ivonne Ortega Pacheco y Mauricio Vila Dosal, el FBI y la DEA han abierto cinco investigaciones, todas ligadas a la delincuencia organizada por el tráfico de drogas
En cuatro de las cinco investigaciones de las autoridades antidrogas de los Estados Unidos ha estado involucrado el Secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda
Actualmente la DEA mantiene abiertas dos investigaciones por el tráfico de drogas en tierras yucatecas, y en las dos está señalado Saidén Ojeda y en otra ligan al Gobernador yucateco

Redacción /Sol Yucatán

La Administración de Control de Drogas (DEA), por sus siglas en inglés) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI), por sus siglas en inglés), dos de las agencias de investigación más importantes del mundo, tienen puesto la mira en Yucatán, considerado el estado más seguro del país.

Las agencias estadounidenses, entre los gobiernos de Ivonne Ortega Pacheco y Mauricio Vila Dosal, han abierto cinco investigaciones, todas ligadas a la delincuencia organizada por el tráfico de drogas.
Tan sólo durante la presente administración de Mauricio Vila Dosal, la DEA abrió dos investigaciones en Yucatán, en ambos casos relacionados con el tráfico de drogas, las cuales aún están abiertas, vigentes y en proceso de investigación.

En varias ocasiones agentes de la DEA han estado en Yucatán realizando trabajos de investigación solicitando información a las corporaciones de investigación con base en los acuerdos de colaboración entre México y Estados Unidos, sin embargo, no han encontrado resultados positivos.

La más reciente investigación que abrió la DEA data de agosto pasado, la cual partió del aseguramiento de un cargamento de droga en Nueva Orleans, en Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses encontraron que los enervantes se encontraban en contenedores de mariscos, los cuales procedían de México, en específico del puerto de altura de Progreso, en Yucatán.

Hay que recordar que Progreso es uno de los municipios con los mayores problemas de trasiego de droga, en la cual operan células de los carteles de Sinaloa y Nueva Generación.

Asimismo, del 2007 a la fecha, Progreso ha sido escenario de cinco ejecuciones relacionados al tráfico de drogas, lo que lo convierte en el municipio de Yucatán con más crímenes ligados a la delincuencia organizada.

REGISTRARSE
¡Bienvenido!Ingrese a su cuenta
tu nombre de usuario
tu contraseña
¿Olvidaste tu contraseña?
RECUPERACIÓN DE CONTRASEÑA
Recupera tu contraseña
tu correo electrónico

Entre los gobiernos de Ivonne Ortega Pacheco y Mauricio Vila Dosal, el FBI y la DEA han abierto cinco investigaciones, todas ligadas a la delincuencia organizada por el tráfico de drogas
En cuatro de las cinco investigaciones de las autoridades antidrogas de los Estados Unidos ha estado involucrado el Secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda
Actualmente la DEA mantiene abiertas dos investigaciones por el tráfico de drogas en tierras yucatecas, y en las dos está señalado Saidén Ojeda y en otra ligan al Gobernador yucateco
Redacción /Sol Yucatán

La Administración de Control de Drogas (DEA), por sus siglas en inglés) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI), por sus siglas en inglés), dos de las agencias de investigación más importantes del mundo, tienen puesto la mira en Yucatán, considerado el estado más seguro del país.

Las agencias estadounidenses, entre los gobiernos de Ivonne Ortega Pacheco y Mauricio Vila Dosal, han abierto cinco investigaciones, todas ligadas a la delincuencia organizada por el tráfico de drogas.

Tan sólo durante la presente administración de Mauricio Vila Dosal, la DEA abrió dos investigaciones en Yucatán, en ambos casos relacionados con el tráfico de drogas, las cuales aún están abiertas, vigentes y en proceso de investigación.

En varias ocasiones agentes de la DEA han estado en Yucatán realizando trabajos de investigación solicitando información a las corporaciones de investigación con base en los acuerdos de colaboración entre México y Estados Unidos, sin embargo, no han encontrado resultados positivos.

La más reciente investigación que abrió la DEA data de agosto pasado, la cual partió del aseguramiento de un cargamento de droga en Nueva Orleans, en Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses encontraron que los enervantes se encontraban en contenedores de mariscos, los cuales procedían de México, en específico del puerto de altura de Progreso, en Yucatán.

Hay que recordar que Progreso es uno de los municipios con los mayores problemas de trasiego de droga, en la cual operan células de los carteles de Sinaloa y Nueva Generación.

Asimismo, del 2007 a la fecha, Progreso ha sido escenario de cinco ejecuciones relacionados al tráfico de drogas, lo que lo convierte en el municipio de Yucatán con más crímenes ligados a la delincuencia organizada.

En el 2007, durante el Gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, cayo un jet cargado con 3.5 toneladas de cocaína en el municipio de Tixkokob.

En el 2008, la DEA investigó en Yucatán 12 decapitaciones en un mismo día, en Chichi Suárez y en Buctzotz.

En 2009 se asegurará un cargamento de drogas ocultada dentro de Tiburones que tenían como destino Nueva York, en los Estados Unidos.
En octubre de este año, dos agentes de la DEA estuvieron en Yucatán, en especifico en Mérida y Progreso, para realizar trabajos de investigación de campo, se entrevistaron con personal de la Aduana controlada por el Ejército Mexicano y trataron de ubicar a la empresa que realizó el envío.

Tenía como dirección fiscal el Parque de Industria no Contaminantes, en Dzityá, en el Norte de Mérida, sin embargo, el lugar no existe, por lo cual se cree que es una empresa fantasma la cual se utiliza para el trasiego de enervantes, según, dijo a Sol Yucatán una fuente de la Fiscalía General de la República (FGR), que colaboró con las autoridades del vecino país.

La investigación se encuentra abierta y en proceso de integración.

La agrupación de hackers Guacamayas Leaks dio a conocer que la DEA tenía en la mira al comandante Luis Felipe Saiden Ojeda y al gobernador, Mauricio Vila Dosal, como los responsables del tráfico de fentanilo, luego de hackear los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La droga llega a Yucatán con la ayuda de las autoridades estatales, logra a travesar Quintana Roo y otra parte sigue a su camino a los Estados Unidos. La droga ha matado a miles de estadounidenses y tiene en jaque al sistema de salud del vecino país del norte, es por ello su interés por combatir el trasiego del enervante a su territorio.

El año pasado, agentes de la dependencia estadounidense estuvieron en Yucatán como parte de la investigación, debido a que tenían la presunción de que en Yucatán se ocultaba Néstor Isidro Pérez Salas, alias “Nini”, y que gozaba de protección por parte de la propia Secretaría de Seguridad Pública.

De acuerdo al informe de Guacamayas Leaks, no se le pudo ubicar.

La semana pasada, este peligroso criminal, quien brindaba protección a los chapitos, fue detenido por la Guardia Nacional y Ejército.

Pero estas no son las únicas ocasiones en las que agentes federales antidrogas de los Estados Unidos han enfocado sus esfuerzos en Yucatán y que han derivado en investigaciones.

En el 2007, durante el Gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, realizó investigaciones tras la caída de un jet cargado con 3.5 toneladas de cocaína en el municipio de Tixkokob.

La droga provenía de Colombia y pertenecía al cartel de Sinaloa.

En el 2008, la dependencia federal estadounidense abrió una nueva investigación en Yucatán luego de que se registrara 12 decapitaciones en un mismo día, 11 fueron en Chichi Suárez y una más en Buctzotz.

Un año más tarde se abrió una nueva investigación luego de que se asegurará un cargamento de drogas. Los enervantes fueron ocultados dentro de un cargamento de Tiburones que tenían como destino Nueva York, en los Estados Unidos.

En cuatro de las cinco investigaciones de la DEA, en Yucatán, uno de los personajes señalados fue el secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saiden Ojeda.

En la única investigación en la que Saiden Ojeda no fue objeto de investigación por la DEA o el FBI fue en la caída del Jet con droga en Tixkokob

Lo que llama la atención es que las investigaciones de la DEA en Yucatán comenzaron el mismo año en el cual Saidén Ojeda regresó como el responsable de la seguridad de Yucatán, durante el Gobierno de Ivonne Ortega Pacheco.

En gobierno de Rolando Zapata Bello también estuvo en Yucatán el FBI y la DEA. Llegaron para solicitar apoyo para continuar con estas investigaciones

En el 2015, agentes del FBI se reunieron con el entonces Fiscal de Yucatán, Ariel Aldecua Kuk, para solicitarles su colaboración, ya que además del tráfico de drogas había la presunción de que en la entidad se escondían delincuentes de alta peligrosidad, sin embargo, las autoridades yucatecas no colaboraron, ya que el principal señalado como presunto delincuente era precisamente el encargado de seguridad de Yucatán.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com