Connect with us

Portada

HERMANOS DE LA CORRUPCIÓN

*Mario y Ricardo Millet Encalada gracias a los millonarios contratos a modo que han recibido de los gobiernos panistas, han logrado amasar una gran fortuna, que por sí mismos no hubieran podido lograr.

* Hace seis años, durante la campaña a la gubernatura de Yucatán, los hermanos Millet Encalada, fueron los operadores financieros del actual gobernador Mauricio Vila Dosal, sin embargo, ahora es todo lo contrario, opera contra el PAN.

* Mario Millet, en gran parte le debe su fortuna a la candidata del PAN a la alcaldía de Mérida, Cecilia Patrón Laviada y a Raúl Paz Alonzo, este último lo llevó a Morena.

Redacción/Sol Yucatán

Los hermanos Mario y Ricardo Millet Encalada han hecho su fortuna gracias a sus “conectes” con funcionarios y políticos del Partido Acción Nacional.

Ahora opera contra ellos o es lo que hace pensar al ser el encargado de la recaudación de los moches a favor de Joaquín “Huacho” Díaz Mena.
Los hermanos Millet Encalada, gracias a los millonarios contratos a modo que han recibido por parte de los gobiernos panistas, han logrado amasar una gran fortuna, que por sí mismos no hubieran podido lograr.

Hace seis años, durante la campaña a la gubernatura de Yucatán, los hermanos Millet Encalada, fueron los operadores financieros del actual gobernador Mauricio Vila Dosal, sin embargo, ahora es todo lo contrario, opera contra el PAN.

Como premio a lo largo de la administración de Vila Dosal, dos son los empresarios a quienes el Gobierno Estatal ha favorecido de manera descarada, Mario Millet Encalada y Rodolfo Rosas Moya.

Mario Millet, en gran parte le debe su fortuna a la candidata del PAN a la alcaldía de Mérida, Cecilia Patrón Laviada y a Raúl Paz Alonzo, este último lo llevó a Morena.

Cecilia Patrón lo apadrinó y lo hizo su socio comercial, cuando fue la coordinadora de microrregiones de la Secretaría de Desarrollo Social, desde la dependencia federal y con el respaldo de Fernando Medina Gamboa, quien era el delegado federal, le otorgó múltiples contratos, donde en algunos casos las obras no se hicieron o fueron de mala calidad.

En ese mismo tiempo Paz Alonzo, quien en ese tiempo era esposo de Cecilia Patrón y pertenecía al PAN, condicionaba a los alcaldes presupuesto de obras a cambio de que las empresas ejecutoras sean de los hermanos Millet Encalada.

Precisamente habría sido una de las razones por la cual Mario Millet se negó a ser el “recaudador” de campaña de Rommel Pacheco, a pesar de que el ex clavadista olímpico le ofreció contratos en el Ayuntamiento en caso de ganar o del Gobierno Federal, ya que en caso de que Cecilia, gane la alcaldía lo más seguro es que sus empresas se conviertan de las favoritas de la próxima administración municipal.

Tampoco se descarta que en pleno cierre de la campaña los hermanos Millet puedan cambiar de parecer, debido a que, según fuentes de Sol Yucatán, los hermanos se han convertido en un dolor de cabeza para Huacho Díaz, ya que se sienten desplazados, debido a que al frente de las finanzas y convenios con los empresarios está Alberto del Rio Leal, situación que le han reclamado al candidato morenista.

A través de la Dirección de Obras Públicas Municipales, el gobierno meridano ha beneficiado a estos empresarios más polémicos a nivel local, los hermanos Millet Encalada, Mario y Ricardo, quienes se han dedicado a hacer lucrativos negocios al amparo del poder público, siendo de los principales proveedores de obra en todo el estado.

En el ayuntamiento de Mérida, el director de Obras Públicas, David Enrique Loría Magdub, ha sido el encargado de facilitar millones de pesos a esta dupla de seudo empresarios mediante diversos contratos, como el 12 millones de pesos para la compra de materiales asfálticos.

El “bisne” se realizó mediante la empresa Asfalsur S.A. de C.V., de la cual es socio mayoritario Mario Millet Encalada, y cuyo representante legal es Juan Israel Uribe Chanché.

El ayuntamiento de Mérida facilitó el contrato número LP-2023-ADQ-ASFALTOS-01-01, a favor de Asfalsur S.A. de C.V.
El objeto de la contratación fue la compra de 3 mil 315 metros cúbicos de concreto asfáltico en caliente y cemento asfáltico con especificaciones SC, además de material pétreo a un precio unitario de 2 mil 648 pesos el metro cúbico.

Además, con los Millet también se adquirieron 140 mil 300 litros de emulsión asfáltica tipo de rompimiento a un precio de 11.85 pesos por unidad.

En total, el monto por esta adquisición a favor de Asfalsur fue de 12 millones 111 mil 183 pesos; sin embargo, lo que resalta es el favoritismo para la familia Millet Encalada
Los hermanos Millet Encalada cuentan con un descarado nexo que establece con gobiernos de todos los colores, que los han posicionados como empresarios con influyentísimo gracias a las cuotas de “colaboración” que dan a cambio de contratos y adjudicaciones directas, por lo que están asegurando sus negocios de cara a los resultados del 2024.

Los hermanos Mario y Ricardo Millet Encalada han sido grandes beneficiarios del dinero público, a pesar de los diversos escándalos de incumplimientos, sobornos y corrupción en los que están involucradas sus empresas en obra pública, tanto con el gobierno del Estado como el federal y el municipal le siguen otorgando millonarios contratos a través de fachadas como Asfalsur S.A. de C.V.; Suministros y Mantenimientos Integrales S.A. de C.V.; así como Urbanizaciones Mime S.A. de C.V., entre otras.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com