Connect with us

Portada

Grave problema social

*Un promedio de 27 decesos al mes
* 2022, el año más trágico con 366 suicidios
*En 2022 hubo 9 veces más muertes por suicidio que homicidios

*En 2024, han atentado contra su vida 124 personas.

* El 85 por ciento de las víctimas eran del sexo masculino

* En Mérida, se ha registrado el 65 por ciento

SEXENIO SUICIDA

*Durante el gobierno de Mauricio Vila más de 1 mil 700 personas se suicidaron, siendo la principal muerte violenta de la entidad. Hay siete veces más suicidios que homicidios dolosos, sin embargo, el gobierno y la SSY maquilla cifras.

La cifra de muertes autoinfligidas ubica a Yucatán con la tasa más alta de este tipo de muertes en el país, superando a estados como Chihuahua, Aguascalientes, Sonora, Tabasco y Campeche, quienes hasta hace cinco años ocupaban la tasa más alta de estas muertes.

*La salud mental es letra muerta, el doctor Arsenio Rosado está al frente de este departamento, pero para muchos solo se ha beneficiado y enriquecido acostillas de la Secretaria de Salud.

Yucatán, el estado más seguro del país y con el mejor clima de paz de México, atraviesa por un grave problema social, durante el sexenio de Mauricio Vila Dosal, se han registrado más de 1 mil 700 suicidios de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadísticas Geografía e Informática (INEGI).

La cifra de muertes autoinfligidas ubicada a la entidad con la tasa más alta de este tipo de muertes en el país superando a estados como Chihuahua, Aguascalientes, Sonora, Tabasco y Campeche, quienes hasta hace cinco años ocupaban la tasa más alta de estas muertes en el país.

Para darnos una idea de la dimensión del problema, en Yucatán ocurren siete veces más suicidios que homicidios dolosos, siendo la muerte autoinfligida la principal causa de fallecimiento violenta en la entidad, de acuerdo a los datos del Sistema Nacional de Seguridad.
Las cifras del INEGI señalan que del 2019 hasta el 21 de mayo del 2024 en la entidad se habían registrado 1 mil 735 muertes autoinfligidas, es decir, un promedio de 27 decesos al mes.

En el 2022, fue el año con más muertes por esta causa en la historia reciente de Yucatán, ese año se registraron 366 suicidios, un promedio de un deceso cada 24 horas, la cifra estas muertes contrastó con los homicidios, donde Yucatán, contabilizó 39 asesinatos.

Durante ese año hubo 9 veces más muertes por suicidio que homicidios, lo que es muy alarmante.

Lo que llama la atención, es que el propio gobierno del estado a través de la Secretaría de Salud, intentan maquillar las cifras, ´para decir a la opinión pública que en Yucatán no pasa nada.

Los datos de la Secretaría de Salud, son mucho menores a los del INEGI, por ejemplo, en el 2022, el Gobierno Estatal, dio a conocer que 275 personas se habían privado de la vida, cuando en realidad fueron 366 muertes autoinfligidas, es decir, 91 muertes de las que en realidad se registraron.

En los primeros 142 días del año la tendencia de la cantidad de estas muertes continua, debido a que hasta el día de ayer 124 personas habían atentado contra su vida.

Durante el 2024 la Fiscalía, el Ministerio Público y la Policía Estatal, en promedio han tomado conocimiento de un suicidio cada 37.2 horas, asimismo la entidad tiene hasta el momento una tasa de 3.2 suicidios por cada 100 mil habitantes, una cifra alarmante si tomamos en cuenta que durante este año Yucatán apenas registra 15 homicidios dolosos, es decir, una tasa de .6 crímenes por cada por cada 100 mil habitantes.

En Mérida, la capital del estado, se ha registrado alrededor del 65 por ciento de estas muertes y el resto ha ocurrido en un total de 25 municipios, principalmente Kanasín, Valladolid, Tizimín, Umán, y Tekax.

El 85 por ciento de las víctimas eran del sexo masculino y cerca del 80 por ciento tenía menos de 45 años de edad.

Por su parte, de acuerdo a datos de la Secretaría de Salud Federal, del 2019 a la fecha se han diagnosticado en los hospitales y clínicas del sector salud del Estado 10 mil 250 personas con cuadros de depresión, una de los principales factores que pudieran llevar a las personas para auto lastimarse.

En el 2018 en Yucatán, entró en vigor la Ley de Salud Mental por medio de la cual a través se tendría que impulsar políticas públicas enfocadas en la atención y prevención de este problema de salud pública, sin embargo, desde que se promulgó hace casi seis años hasta la fecha más de 1 mil 800 personas han perdido la vida por esta causa.

En el informe del 2023 que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, entregó a los Diputados se señala que el suicidio es un grave problema de salud pública el cual es urgente de atender, sin embargo, a pesar de la aprobación de la Ley de Salud Mental del Estado, la cual ordena la creación del Instituto, programa, así como de la creación de un Consejo Estatal de Salud Mental; sin embargo, hasta la fecha no se ha dado cumplimiento.

Sin embargo, para el actual gobierno, la salud mental es letra muerta, el doctor Arsenio Rosado, se encuentra al frente de este departamento, pero para muchos sólo se ha beneficiado y enriquecido acostillas de la Secretaria de Salud, debido a que a los pacientes de hospitales públicos los remite a su clínica de psiquiatría y presuntamente ha desviado millonarios recursos para montar su propio hospital, ubicado en la colonia García Ginerés.

Son pocos los recursos que el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud destinan para la atención de la salud mental a pesar de los graves problemas que representa, el año pasado, la Secretaría de Salud tuvo un presupuesto de 4 mil 255 millones 491 mil 630 pesos, pero para el tema de promoción, prevención y atención integral de la salud mental sólo se asignó 19 millones 098 mil 376 pesos, es decir, apenas el 0.45 por ciento del monto total asignado al rubro de la salud.
Por su parte Ivette Montés, psicóloga social, indicó que el suicidio es un problema complejo, además del psicológico, sin embargo, citó que, en el caso de los niños y adolescentes, influyen especialmente factores como enfermedades mentales, la pérdida de un ser querido, la depresión, aislamiento social, abuso de drogas y el alcohol.

En el caso de los adultos influyen la violencia doméstica, el estrés, enfermedades mentales, abuso del alcohol y las drogas.

Sin embargo, dijo que lo más alarmante es que de acuerdo a las cifras de la Organización Mundial de la Salud, por cada persona que logra su cometido hay otras 20 que lo han intentado o tienen pensamientos suicidas y en caso de no recibir atención profesional intentaran acabar con su vida hasta lograrlo.

Según su punto de vista en Yucatán no hay políticas públicas enfocadas a la prevención de estas conductas de acuerdo a la dimensión del problema que representa.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com