Connect with us

Portada

“DESAPARECIERON” 60 MDP DE BIENESTAR

Redacción/Sol Yucatán

Una nueva huella de corrupción se vislumbra al interior de la Secretaría del Bienestar y donde estaría involucrado el ex delegado de la Secretaría del Bienestar de Yucatán y actual precandidato de Morena a la gubernatura de Yucatán, Joaquín Díaz Mena.

El desfalco y robo se realizó a través del programa de apoyo a los mieleros de Yucatán del Gobierno Federal, el cual fue operado de manera directa por la Secretaría del Bienestar a cargo de “Huacho” en ese momento.

El padrón de beneficiarios en la entidad es de 10 mil mieleros, quienes reciben un apoyo anual de 6 mil 200 pesos.

En julio de este año los productores recibieron sus tarjetas para el depósito de los recursos, cuando se les entregó les indicaron que estos se verían reflejados entre una y dos semanas, sin embargo, ya transcurrieron casi 5 meses y simplemente no les pagan.

La dependencia federal no les resuelve y sobre todo no les paga los recursos, en muchas ocasiones intentaron dialogar con Díaz Mena, sin embargo, nunca los recibió, ni mucho menos les resolvió.

Es decir, hasta el día de hoy, están en el aire 62 millones de pesos del programa, cuyo dinero no ha sido entregado a los productores y quienes no saben a dónde fueron a parar.

Algunos piensan que ese recurso se fue a la campaña de Díaz Mena o bien jinetean los recursos en otros negocios para obtener ganancias y tras obtener el beneficio le pagan a los campesinos.

Fernando Rojas Lagunes, líder de la agrupación de mieleros “Kaabi Jool”, que agrupa a más de 2 mil mieleros de comunidades rurales de Yucatán, denunció que los apoyos del programa de apoyos a los mieleros es desviado a personas ajenas al gremio y que es utilizado con tintes políticos.

Rojas Lagunes acusó directamente a Díaz Mena y a Edgardo Medina Rodríguez, de ser los artífices del engaño a los productores de miel y de utilizar los recursos de la federación para beneficiarse.

Fernando Rojas Lagunes, representante de la cooperativa, aseguró que estos recursos se están entregando a personas que no son apicultores, incluso señaló que hay malos manejos de este programa desde que estuvo a cargo de Joaquín Díaz Mena, como delegado de la Secretaría de Bienestar

«Numerosos beneficiarios que reciben este apoyo anual no son apicultores, ya que ni siquiera cuentan con la certificación y registro que los acredita como productores de miel, manifestó.

Sin embargo, acusó que los verdaderos mieleros han sido desplazados para colocar a allegados, familiares y operadores políticos.

No es la primera vez en la que Díaz Mena, durante su encomienda como delegado de la Secretaría del Bienestar, estuvo acusado de actos de corrupción.

Joaquín Díaz Mena, ex delegado de la Secretaría del Bienestar y actual precandidato de Morena y sus aliados a la gubernatura de Yucatán, está en la mira y bajo investigación de la Fiscalía General de la República, como una de las personas señaladas en el millonario desvió de recursos del Programa Emergente de Vivienda (PVE).

Los otros funcionarios públicos de la Secretaría del Bienestar involucrados en el desvió de recursos son Edgardo Medina Rodríguez, brazo derecho de Díaz Mena y Carlos Moreno Magaña, ex alcalde priista de Kanasín y en la pasada elección candidato de Morena a la alcaldía de ese municipio.

El tridente habría desviado millones de pesos del programa destinado a 400 ejidatarios de Kanasín, quienes recibirían el apoyo por la expropiación de parte de sus tierras para el paso del Tren Maya.

De acuerdo con las reglas de operación el monto de apoyo oscila entre los 35 mil y 90 mil pesos.

En el caso de Kanasín, a cada ejidatario le correspondía un monto de 70 mil pesos, es decir, los funcionarios desviaron recursos por un monto de 28 millones de pesos.

Los funcionarios federales “cepillaron” a los beneficiarios originales y en su caso como prestanombres utilizaron a parientes, amigos y operadores políticos asentados en Kanasin.

El comisario Ejidal José Gaspar Cauich Paredes, fue quien denunció este presunto acto de corrupción que involucraría a los tres funcionarios federales de la 4T. Es decir, es el mismo modus operandi que el clan de Díaz Mena utiliza para favorecerse políticamente y desviar recursos.

Tras ello se interpuso la denuncia ante la Fiscalía General de la República, cuya investigación está en curso.

Se tienen informes de que en el programa Sembrando Vida se estaría presentando una situación similar con el programa de Vivienda en Kanasín y con el programa de mieleros en Yucatán.

Sin olvidar que Díaz Mena enfrenta acusaciones por el desvió de millonarios recursos, uno de ellos es por otorgar un contrato de más de 700 millones de pesos a la empresa Realza S.A de C.V, propiedad de los hermanos Miguel Ángel y Juan Carlos Uicab Nah.

Mediante tres contratos, la Secretaría del Bienestar le otorgó 728 millones de pesos. Tan sólo el 12 de septiembre del 2019, la Secretaría del Bienestar le dio un contrato por 312 millones de pesos, el cual fue firmado por el propio Díaz Mena. La dependencia federal le compró hidrogel a la empresa Realza para el programa Sembrando Vida, pero este negocio no cuenta con ningún antecedente de comercializar con el producto hidrogel y tampoco tiene ventas previas, sin embargo la compañía tiene como dirección fiscal un negocio de comida, en Ciudad Caucel.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com