Connect with us

Portada

Pseudo médicos operan en instituciones de salud en Yucatán

*Familias quedan en manos de seudos doctores o seudo especialistas que juegan con la vida de quien requiere de sus servicios, incurriendo incluso en graves delitos.

*Empleados de la Secretaría de Salud en el estado no cuentan con la cedula profesional que los acredita como profesionales para ejercer su especialidad, sin embargo, si les paga más de 20 mil pesos al mes

Redacción/ Sol Yucatán

El influyentismo y corrupción que permea cada vez más en el gobierno de Yucatán dejan expuestos a los ciudadanos que todos los días requieren de servicios o atención, como es el caso de los servicios médicos o de salud, donde las familias quedan en manos de seudos doctores o seudo especialistas que juegan con la vida de quien requiere de sus servicios, incurriendo incluso en delitos.

Sol Yucatán descubrió que la psicóloga clínica Alicia del Carmen Viana, Acevedo del hospital psiquiátrico de Yucatán no cuenta con una cedula profesional que le permita ejercer de manera profesional su profesión, sin embargo Acevedo cobra mensualmente la cantidad de $23,036.06 (veintitrés mil treinta y seis pesos M.N.)

De igual manera, su compañera de profesión, la psicóloga clínica Hilda Leonor Villanueva Albor, quien labora en el Centro Integral De Salud Mental, tampoco cuenta con registro y mes con mes se lleva la cantidad de $24,272.14 (veinticuatro mil doscientos setenta y dos pesos M.N.).

En esta práctica del engaño también la ejerce el Cirujano Dentista «A», Marisa Vargas Herrera, quien pertenece a la Dirección de Prevención y Protección de Salud y cobra $29,086 (veintinueve mil ochenta y seis pesos M.N.).

Lamentablemente estas faltas son cada vez más, pues estos ciudadanos se aprovechan de las amistades y familiares influyentes que logran encontrarles una muy lucrativa fuente de trabajo a costa de las familias que ponen en sus manos su vida y que se aprovechan de las leyes para evadir sus negligencias médicas.

Otro de estos casos es el de Andrés Flores Carrillo, quien cobra como enfermero especialista «C», en el Hospital Materno Infantil, la cantidad $25,567.2 (veinticinco mil quinientos sesenta y siete pesos M.N.).

En el centro de salud de Xaya, localidad de Tekax, se encuentra la enfermera general «titulada», Teresita De Jesús Tut Dzul, con un sueldo mensual por $19,308.48 (diecinueve mil trecientos ocho pesos M.N.), tampoco acredita su titulación.

Para rematar, la Médico Cirujano Karina Alejandra Mena Canché, del Centro Estatal De Transfusión Sanguínea, no tiene registro, pero se lleva la cantidad de $30,629 (treinta mil seiscientos veintinueve pesos M.N.) y su colega Astrid Pacheco López, del Hospital Materno Infantil, tampoco tiene registro, pero se encuentra en la nómina mensual por la cantidad de $29,137.72 (veintinueve mil ciento treinta y siete pesos M.N.).

Estos son sólo 7 de los muchos casos que se dan en el Servicio de Salud de Yucatán, pues es uno de los servicios que ofrece buenos sueldos, horarios accesibles e incluso hay quienes gracias a sus influencias políticas llegan a ser empleados fantasma.

Muchos de estos “especialistas” cubren horas y puestos en otros centros de salud como el Instituto Méxicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), y clínicas particulares.

La cedula profesional es aquel documento que comprueba que una persona terminó por completo sus estudios y tiene los conocimientos y sobre todo la autorización para ejercer su profesión, además de eso, certifica que el título profesional está registrado en el Registro Nacional de Profesionistas, documento con el cual muchos de los servidores del área de salud no cuentan,

En el área de salud se debe garantizar y certificar que se cuentan con los conocimientos que se dicen tener, si se cuenta con la Célula Profesional está sebe ser pública y de fácil acceso para tranquilidad de los ciudadanos.

La cedula profesional es expedida por la Secretaria de Educación Pública (SEP) a través de la direcciones de profesiones, el no contar con cedula constituye a un delito, más alarmante aun en las áreas médicas, los psicólogos, médicos o cirujanos dentistas.

De acuerdo con el artículo 250 del Código Penal Federal, se sancionará de uno a seis años y multa de cien a trescientos días a quien: sin ser funcionario público se atribuya ese carácter y ejerza alguna de las funciones de tal.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com