Connect with us

Portada

PROSTITUIDO EL PODER JUDICIAL

Red de corrupción y tráfico de influencias operan en el Poder Judicial del Estado, en específico en los juzgados familiares, con la intención de favorecer a políticos, empresarios o familiares de gente poderosa

Después que Rommel David Pacheco Avilés se declaró insolvente económicamente para no pagar pensión alimenticia a su hija pagó de contado la suma de 1 millón 265 mil 009 pesos por la compra de una casa en Ciudad Caucel

El Juez primero de lo familiar, Jorge Alberto Carrillo Canché, determinó una pensión alimenticia de 1 mil 283 pesos al mes, es decir, 42 pesos por día, dinero que no alcanza ni para un kilo de huevo

Redacción/Sol Yucatán

Una red de corrupción y tráfico de influencias operan al interior del Poder Judicial del Estado, en específico en los juzgados familiares, con la intención de favorecer a políticos, empresarios o familiares de gente poderosa.

La justicia en Yucatán ya se encuentra prostituida trabajando para el mejor postor.

Madres de familia todos los días se enfrentan a la cara de corrupción y en su lucha, muchas de ellas deciden rendirse al no poder luchar contra el aparato corrompido manejado de manera sistemática por el propio gobierno del estado y por la falta de recursos económicos para continuar su lucha.

A pesar de las múltiples barreras y obstáculos con las que se enfrentan siguen en pie de lucha para buscar justicia y castigo para sus ex parejas violentadores, no sólo de ella, sino de sus propios hijos.

Grisel Mariela Pech Díaz, ex pareja de Rommel David Pacheco Avilés, hermano del ex clavadista, es una de las tantas mujeres víctimas del sistema legislativo yucateco corrompido como consecuencia del tráfico de influencias.

Grisel Mariela, originaria del municipio de Cenotillo, pero avecindada en Mérida, procreó una hija con Rommel David Pacheco Avilés luego más de 7 años de vivir juntos, pero después de ese tiempo decidió separarse por la salud de su propia hija, debido a que era víctima de violencia.

En el 2015, se concretó su separación. “Fue muy complicado, debido a que no tenía trabajo y nos dejó en la calle”, recordó Grisel Mariela a punto de las lágrimas.

En el 2017, Pacheco Avilés fue demandado por una pensión alimenticia para su hija, debido a que durante dos años estuvo totalmente ausente.

En ese año compareció y el Juez primero de lo familiar Jorge Alberto Carrillo Canché determinó una pensión alimenticia de 1 mil 283 pesos al mes, es decir, 42 pesos por día, dinero que no alcanza, ni para un kilo de huevo.

Ese día Pacheco Avilés realizó un único deposito por la cantidad de 3 mil 850 pesos y desapareció declarándose insolvente económico, es decir, que no tenía recursos económicos para pagar la pensión alimenticia.

A partir de ese entonces la entrevistada inició el calvario y sufrimiento con el Poder Judicial ya que los jueces optaron por dar largas al asunto

En las dependencias de gobierno no la reciben y le niegan la documentación de su litigio. Para ese año Rommel Pacheco Marrufo ya había incursionado de manera directa en la política de Yucatán por medio del PAN, gobernado por Mauricio Vila Dosal.

Los juzgados no avanzaban en la carpeta de investigación y alegaban que no podían localizar a Rommel David Pacheco Avilés, a pesar de que se les había proporcionado la dirección de su casa.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com