Connect with us

Portada

MIEDO A LA CÁRCEL

LA FISCALÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA LO INVESTIGARÁ

*Joaquín Díaz Mena, candidato de Morena a la gubernatura, ya se protegió y protegió a su familia, ya que casi todos sus bienes los puso a nombre de otras personas para evitar que la Fiscalía General de la República le pudiera embargar las propiedades.

*En la ley 3 de 3 no aparecen sus ranchos que tiene en San Felipe. Ni el que tiene en Cenotillo, ni mucho menos las congeladoras y embarcaciones que adquirió, tampoco la casa que compró en Playa del Carmen.

*Huacho dice que está quebrado y sólo tiene una casa, pero se transporte en una camioneta Tahoe de modelo reciente, con un valor de más de 700 mil pesos, y a su hijo mayor “Huachito” le regaló un auto Tesla con valor de un millón de pesos, adquirido en Quintana Roo.

Redacción/Sol Yucatán

Joaquín “Huacho” Díaz Mena, ex delegado de la Secretaría del Bienestar de Yucatán, ya se protegió y protegió a su familia, debido a que casi todos sus bienes los puso a nombre de otras personas, esto con la finalidad de evitar que la Fiscalía General de la República le pudiera embargar las propiedades.

Es decir, pase lo que pase en la jornada electoral del 2 de junio, el futuro de su familia y de sus nietos, ya está asegurada.
Díaz Mena oculta su verdadera fortuna, la cual presuntamente traspasó a nombre de sus familiares y prestanombres, uno de ellos es su inseparable compadre, Edgardo Medina Rodríguez, debido a que en la ley 3 de 3 que presentó en diciembre pasado sobre su situación patrimonial, el abanderado morenista dijo que estaba quebrado, es decir, sus deudas son mayores a su patrimonio.

Aseguró que no cuenta con dinero en cuentas bancarias, ni tiene inversiones, pero sí tiene deudas de cerca de 2 millones 500 mil pesos, en créditos hipotecarios.

También asentó de que desde el 2018 no ha adquirido vehículos, aunque se transporte en una camioneta Tahoe de modelo reciente, con un valor de más de 700 mil pesos y a su hijo mayor “Huachito”, cuando cumplió la mayoría de edad, le regaló un auto Tesla, con valor de un millón de pesos, la compra se realizó en el estado de Quintan Roo.

El ex delgado de la secretaria del Bienestar dice que sólo cuenta con una casa de 160 metros, la cual adquirió en el 2004 y cuyo precio fue de 450 mil pesos.

Tampoco aparecen sus ranchos, que tienen en San Felipe y donde sufrió un accidente antes de iniciar la campaña. Ni el que tiene en Cenotillo, ni mucho menos las congeladoras y embarcaciones que adquirió, tampoco la casa que compro en Playa del Carmen.

Ni las cabezas de ganado que compró en el 2018, donde se gastó la suma de 3 millones 500 mil pesos, como aparece en su declaración patrimonial del 2019.

Díaz Mena, durante los años que estuvo al frente de la delegación de la Secretaría del Bienestar, según lo que declaró ante las autoridades, empobreció en lugar de generar riqueza, debido a que en el 2019, el año cuando asumió la delegación, tenía dos ranchos, cinco vehículos, 860 mil pesos en cuentas bancarias, tres casas y deudas por 1 millón 222 mil 254 pesos, cinco años más tarde, su patrimonio disminuyó y sus deudas se elevaron a más del doble, aunque los bienes que adquirió no aparecen en su declaración patrimonial.

Es decir, el ex funcionario mintió ante la autoridad o protegió sus pertenecías ante un posible proceso judicial por desvíos de recursos y malversación de fondos públicos. No hay que olvidar que en la Fiscalía General de la República hay varias denuncias y en caso de no ganar la gubernatura y que Claudia Sheinbaum gane la presidencia del país, de seguro la Fiscalía General de la República lo investigara y procederá conforme al derecho, ya que es sabido que Huacho no es Santo de su Devoción de la ex jefa de gobierno capitalino

A poco más de un mes del arranque de la campaña a la gubernatura de Yucatán, y a una semana de haber iniciado las campañas locales, Morena ya traviesa por graves problemas económicos, debido a falta de patrocinios o por lo menos es lo que los operadores financieros hacen creer a la estructura morenista.

La falta de recursos económicos ha generado endeudamiento a diversos proveedores, entre los que destacan maquiladoras, a quienes se les debe un lote de 20 mil playeras, publicidad impresa, donde se debe más de 200 mil folletos y 500 mil ejemplares del periódico “huachinango”.

Asimismo, por la crisis financiera se ha tenido que recortar al personal de apoyo y a otros se les ha reducido el sueldo, sin consultarles, con la promesa de que pronto llegarán los recursos y se les pagará lo que se les debe.

Asimismo, se debe más de 1 millón de pesos a empresas que prestan sus servicios de sonido, logística, carpas, sillas y bocadillos.
Ante esta situación algunos de los proveedores ya le han reducido los servicios y otros de plano, ya le dejaron de proveer hasta que abone a la deuda contraída.

Además de la falta de patrocinios del empresariado, tampoco han recibido el respaldo del Comité Directo Nacional de Morena y los candidatos al Senado, no han querido aportar recursos a la campaña.

De acuerdo con fuentes de Sol Yucatán, al inicio de la campaña, Morena, envío un paquete de 50 millones de pesos, sin embargo, estos ya se han esfumado o por lo menos es lo que se dice al equipo.

Entre los gastos, figuran los servicios hospitalarios de Huacho Díaz Mena, durante el tiempo que estuvo en el Star Médica, uno de los hospitales más caros de Yucatán, donde se le cargó más de 500 mil pesos.

Debido a que el candidato morenista, no solo estuvo en el Star Médica, sino que contrató a especialistas y ocupó una de las suites, donde el personal y la gente que accede a estas habitaciones está controlado, tienen confidencialidad y tanto el enfermo como su familia tienen comodidades similares a un hotel 5 estrellas.

Por ellos, en sus recientes eventos, la publicidad es limitada, son pocos los mítines y la cifra de gente que acude a ellos son muy pocos con respecto a cómo inició la campaña, aun sin Díaz Mena.

Como colofón, las encuestas no le favorecen y lo ubican 11 puntos porcentuales por debajo del candidato del PAN, lo que significa unos 190 mil votos, tomando en cuenta que el padrón electoral es de 1 millón 800 mil personas.

Por su parte Rommel Pacheco, inició con un panorama similar, solo tiene disponible los recursos aportados por los patrocinios, lo que le será insuficiente, y que ha generado una confrontación con “Huacho” y con el CEN de Morena.

El ex clavadista olímpico, prácticamente se ha quedado solo, sin respaldo del candidato a gobernador y sin los recursos financieros suficientes para afrontar una elección de tal magnitud, la única ventaja contraria a “Huacho”, es que él si cuenta con la simpatía de Claudia Sheinbaum, al grado de que en caso de perder y ella ganar ocuparía la dirección de la Conade, por lo cual la candidata presidencial podría ser el salvavidas de Rommel Pacheco, más no así de Huacho, con quien la doctora, no guarda una buena relación.

Ni Morena, ni “Huacho”, le han inyectado recursos a la campaña de Rommel Pacheco, por lo cual no se sabe por cuánto tiempo le alcanzaran los recursos que obtuvo a través de pasar la charola, sin contar, que su estratega político Víctor Caballero Durán, tiene fama de hacer desaparecer los recursos de la campaña como lo hizo en el 2018, cuando se postuló para la alcaldía de Mérida, donde sufrió una escandalosa derrota que le costó al PRI, perder la gubernatura de Yucatán.

En las presidencias municipales como Progreso, Motul, Conkal, Mocochá, Baca, entre otros municipios, ocurre una situación similar, donde los candidatos, no han recibido los recursos para hacer campaña.

Ante este panorama, se vislumbra un panorama sombrío, no solo para Huacho y Rommel, sino para el partido guinda, quienes se pusieron como meta superar las 8 alcaldías ganadas en el 2021, así como cuatro diputaciones federales.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com