Connect with us

Portada

¡LO ESPERA LA CÁRCEL!

*Joaquín Díaz Mena tiene que ganar las elecciones a como dé lugar, y lo sabe, porque si no suma votos para la candidata presidencial Claudia Sheinbaum estará enfrentando tribunales federales

*Hay documentales por todos lados de sus desvíos de dinero del gobierno federal, uso de personal en horario laboral en actividades proselitistas. Denuncias penales ya existen, solo falta que la FGR tenga la orden de activarlas.

Por Francisco Trubu/ Sol Yucatán

El candidato de Morena y ex delegado de la Secretaría del Bienestar en Yucatán, Joaquín Díaz Mena (a) Huacho, tiene que ganar las elecciones a como de lugar, y lo sabe, porque si no suma votos para la candidata presidencial Claudia Sheinbaum, y por su culpa le hacen falta esos sufragios para tener ventaja, seguramente estará enfrentando tribunales federales por el desvío y manoseo de recursos públicos que tuvo durante su paso por el gobierno federal.

Él lo sabe y está asustado.
Denuncias penales ya existen contra Huacho, solo falta que la FGR tenga la orden de activarlas. ¿Qué creen que pasará si Sheinbaum gana y Huacho pierde?

Hasta la pregunta es necia.

Hay documentales por todos lados de sus desvíos de dinero del gobierno federal, uso de personal en horario laboral en actividades proselitistas.
Es un tema muy delicado, fibras muy sensibles están dañadas en su estructura política y equipo de campaña, no tiene recursos políticos y financieros para poder salir adelante, lo que no le queda claro a muchos es si tampoco tiene motivación para levantar su campaña en los dos meses que quedan, porque a simple vista se nota en los eventos que no tiene ganas de estar ahí, las cosas no le han salido como él creía, y aunque se apoderó del partido corriendo a Alpha Tavera de la dirigencia estatal, se apoderó de la candidatura de Mérida, impidiendo que otros candidatos morenistas auténticos y con trabajo político fueron los abanderados, privilegiando a Rommel Pacheco y fue quien decidió la mayor parte de las candidaturas municipales y de diputados locales, el expriista y el expanista de San Felipe, está solo, no tiene respaldo ni abrigo de la gente.

¿Si Huacho no hubiera dado alrededor de 10 mil millones de pesos anuales en los últimos cinco años en becas y programas sociales a los yucatecos, hubiera sido candidato?

¿Cuál es el enjuague que se trae con Mario Delgado, dirigente nacional de Morena?

En los pasillos políticos que no saben guardar secretos, se cuenta que el enojo principal de Claudia Sheinbaum es que por la culpa de Huacho, bajaron a Harfuch de la candidatura en la Ciudad de México.

Pareciera un cuento, pero no lo es.

El asunto es que se tenía que imponer la paridad de género y solo quedaba Yucatán y Ciudad de México para que en una de los dos candidaturas se pusiera a una mujer y en otra a un varón.

En Yucatán estaban apuntadas Verónica Camino cuya única fortaleza es ser senadora, tampoco tiene mucha simpatía de los morenistas por ser “chapulina”, los que la conocen saben que es una trepadora de la política que va siempre en la búsqueda del hueso, pero ella era una de las dos opciones.

La segunda real opción era Alpha Tavera, por eso se inscribió en la contienda, le dijeron que tenía amplias posibilidades de resultar la candidata a gobernadora por dos razones: la primera era un asunto de género, su condición de mujer ayudaba y que en Yucatán tenía que ser mujer le abrían la posibilidad, y la segunda fortaleza es que era una morenista fundadora, había sido alcaldesa de Valladolid, no tuvo grandes problemas de corrupción salvo que dicen que no pagó cuotas de seguridad social de los trabajadores, pero finalmente era la mejor posicionada.

Y en la Ciudad de México, la apuesta era Clara Brugada por encima de Omar García Harfuch. El extitular de la policía en la capital de la República era bien visto por la sociedad en general y por los morenistas, además de que tenía el respaldo de Claudia Sheinbaum.

Si en Yucatán la candidata hubiera sido mujer, Harfuch se encaminaría a ser el próximo jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Todavía está muy fresco en el inicio de campaña de Sheinbaum, los jaloneos que se dio con Brugada dejando constancia popular que se odian.

Por eso Huacho no está en el ánimo de la candidata a Presidenta de su partido, le generó problemas y se los sigue causando, y no tiene su apoyo, además que la soberbia de Huacho al querer presumirle a todos que él es el dueño de Morena y sus voluntades, lo tienen en la cuerda floja.

Denuncias penales ya existen contra Huacho, solo falta que la FGR tenga la orden de activarlas. ¿Qué creen que pasará si Sheinbaum gana y Huacho pierde?

¿Cuánto dicen que se robó Huacho? ¿100 millones, 500 millones, 1,000 millones o apenas unos cuantos 2 ó 3 milloncitos de pesos?
No importa la cantidad, para la FGR el delito es el mismo y el castigo también, claro que aumenta si la cantidad es mayor.

Y a Huacho no lo van a salvar sus compañeros de partido, ni la gente que estaba bajo su mando cuando era el delegado, ellos se van a salvar declarando todo lo que saben en contra de su exjefe, lo van a hundir.

Por eso hay un riesgo enorme de que Huacho vaya a la cárcel. ¿Cómo la puede librar? Ganando la gubernatura.

Joaquín Díaz Mena, dicen los que lo conocen: está acabado políticamente, pasarán muchos años antes de que tenga otro cargo u oportunidad de ser alguien en la política, por eso está cuidando “sus ahorritos” que hizo a lo largo de todos estos años de priista, panista y morenista.

Hay una montaña de pruebas y documentales públicas que incriminan a Huacho en latrocinios y abusos de poder, los que lo conocen, seguramente tienen razón: está acabado y será inquilino de algún reclusorio.
Falta poco para conocer el desenlace de esta triste historia

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com