Connect with us

Portada

ESCANDALOSA TRAMA DE RENÁN BARRER; SAQUEARON 1,200 MDP

*Los fondos de pensiones dejaron de ser del municipio y pasaron a manos de “Bursamétrica Casa de Bolsa”, investigada y sancionada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, lo que pone en riesgo el dinero de los miles de trabajadores de la comuna meridana.

* Nunca se informó que el dinero de los pensionados dejó de ser administrado por Banamex desde mayo de 2021. Se esfumó el dinero. Si se pide que se reintegre, ya voló. Está en negocio de particulares, sin beneficio para los trabajadores.

*En otra edición hablaremos de cómo funcionan y cuáles son las propiedades, negocios, prestanombres y operadores de Renan Barrera Concha, Rolando Zapata Bello y altos
funcionarios de Mauricio Vila

Redacción /Sol Yucatán

El dinero de la pensión de los trabajadores del Ayuntamiento, 1,200 millones de pesos, dejó de ser del municipio y esos fondos pasaron a manos de “Bursamétrica Casa de Bolsa”, investigada y sancionada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, lo que pone en riesgo el dinero de los miles de trabajadores de la comuna meridana.
Nunca se informó que los fondos del sistema individual para el retiro y jubilación municipal (SIRJUM) dejaron de ser administrados por Banamex desde mayo de 2021 y pasaron a la administración de esta casa de bolsa, que también está involucrada en el escándalo nacional de SEGALMEX.

Ahora esos 1,200 millones de pesos sólo están respaldados por papeles, es decir, los bonos de inversión. Se esfumó el dinero. Si se pide que se reintegre, ya voló. Está en negocio de particulares, sin beneficio para los trabajadores.

Con el dinero de los trabajadores hacen negocios para los amigos del poder y sus cuates empresarios en turno.

En una de las ausencias electorales de Renan Barrera, el alcalde interino Alejandro Ruz transfirió los fondos de pensiones y jubilaciones a “Bursamétrica Casa de Bolsa SA de CV”, misma casa que participó en el desvío de recursos por parte de SEGALMEX.

Esta casa de bolsa pertenece al grupo que fuera liderado por Roberto Guzmán y Ernesto O´Farril, quienes terminaron en desacuerdos acusándose entre ellos de cometer fraudes bursátiles y otros delitos financieros.

La bolsa que hasta diciembre de 2022 sumó un mil dieciséis millones de pesos y que para junio de 2023 se estima ya en más de un mil doscientos millones de pesos, dejó de figurar como fondos gubernamentales y pasó a ser administrada por un fondo de inversión de la casa de bolsa, que de acuerdo con documentación en poder de Sol Yucatán, estos fondos no aparecen etiquetados como propiedad del municipio ni cuentan con su registro federal de contribuyentes, lo que pone en riesgo dicha provisión ya que, en el caso de SEGALMEX, esta misma corredora de valores ofertó en el mercado privado los recursos públicos, acción que se encuentra expresamente prohibida, por lo que recibió una sanción por parte de la CNBV y estuvo cerca de perder su registro para operar.

Este uso indebido de recursos destinados al retiro de los trabajadores no es nuevo en Yucatán, en el gobierno de Ivonne Ortega, los recursos del ISSSTEY dirigido por Nerio Torres hijo, fueron utilizados en operaciones bursátiles indebidas que provocaron que Renan Barrera, en ese entonces diputado del PAN, exigiera una investigación sobre el destino de esos recursos, medida que sus hoy aliados, diputados priístas impidieron se llevara a cabo.

Este quebranto fue ocultado y resuelto por Rolando Zapata, siguiente gobernador yucateco, quien justificó el quebtranto del instituto y continuó con los negocios financieros con Roberto Guzmán y sus empresas especialistas en usar recursos públicos para fines particulares, y que se mantuvieron con Mauricio Vila quien envió a la cartera del ISSTEY a su muy cercana, estrecha y personal colaboradora Isabel Rodríguez, hoy candidata a diputada federal, ampliando el quebranto financiero a más de tres mil millones de pesos.

Ni el ayuntamiento de Mérida se salvó.
El erario ha sido la fuente de financiamiento personal para muchos políticos, siendo el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (ISSTEY), de los más explotados, debido a la discrecionalidad y secrecía con la que se administran los recursos, no del Estado, sino de los trabajadores.

La condición de mayor gravedad sucede durante la gestión de Renan Barrera Concha como alcalde de Mérida, durante la administración 2012 -2015 y de 2018 a 2024, dejando el cargo, tras nueve años en el poder, para ser candidato a la gobernatura del estado de Yucatán por la coalición PRI-PAN.

En mayo de 2021, el Ayuntamiento de Mérida sustituyó al Banco Nacional de México (BANAMEX), como fiduciario del Sistema Individual para el Retiro y Jubilación Municipal (SIRJUM), siendo el Fiduciario sustituto “Bursamétrica Casa de Bolsa, S.A. de C.V.”, nuevamente Roberto Guzmán García, operador de empresas bursátiles con alta especialidad en mecanismos de manejo de recursos para beneficio de los gobernantes y los gobiernos a cualquier nivel, desde el municipal hasta el federal, a cambio de altos beneficios económicos de quienes se asocian y participan con él.

Al 30 de junio del año pasado, los fondos de pensiones de los trabajadores municipales depositados en “Bursamétrica Casa de Bolsa, S.A. de C.V.” ascendían a la cantidad de $1,218 millones de pesos.

En marzo de 2023 se supo que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el ente regulador del sistema financiero y bursátil mexicano, podría revocar la licencia de operación de Bursamétrica.

De acuerdo con la información disponible, la autoridad regulatoria detectó un faltante en el capital social de la empresa; la calificadora de riesgo HR Ratings revisó a la baja la calificación de Bursamétrica de HR BB- a HR B+, colocándola en observación negativa luego de que esta casa de Bolsa recibió de la CNBV, en febrero pasado, el oficio de emplazamiento sobre el procedimiento administrativo de su revocación.

La vinculación entre los gobernantes y Grupo Escorfín (así como sus filiales), plantea interrogantes sobre la integridad y la transparencia en la gestión pública. La continuidad de esquemas financieros, como los Préstamos ISSTEY Plus y la posible influencia de grupos acusados de fraudes y con reputación cuestionable, en las decisiones gubernamentales, generan preocupaciones fundadas sobre posibles conflictos de interés, favorecimiento a intereses particulares y, sobre todo, el alto riesgo de perder los recursos de miles de Yucatecos.

Hoy, las pensiones municipales se encuentran comprometidas e incluso, en riesgo de perderse. La continuidad de esquemas financieros con antecedentes controvertidos, sumada a la falta de transparencia y rendición de cuentas en la gestión de fondos públicos, conlleva consecuencias negativas para los trabajadores estatales y municipales que confían en la seguridad y estabilidad de sus pensiones.
Como se mencionó anteriormente, la última modificación al contrato del Fideicomiso del SIRJUM (Sistema Individual para el Retiro y Jubilación Municipal), fue realizada por el Licenciado en Derecho Alejandro Iván Ruz Castro (presidente municipal interino), el día 06 de mayo del 2021, fecha en la que Renan Barrera Cocha solicito licencia como presidente municipal para aspirar a la alcaldía por 3 años más (2021-2024), lo cual resultó muy conveniente, pues evitó que se pudiera atribuir dicha responsabilidad.

A continuación, un pequeño extracto de las modificaciones realizadas al contrato respectivo:

“EFECTOS DEL CONVENIO. Con motivo de la celebración del presente Convenio y a partir de la Fecha Efectiva de este, todas las referencias hechas a BANCO NACIONAL DE MÉXICO S.A., INTEGRANTE DEL GRUPO FINANCIERO BANAMEX, DIVISIÓN FIDUCIARIA en su calidad de FIDUCIARIO, incluyendo sin limitar aquellas hechas en el FIDEICOMISO SIRJUM, así como cualesquiera otros actos jurídicos relacionados se entenderán hechas a BURSAMETRICA CASA DE BOLSA, S.A. de C.V. DIVISIÓN FIDUCIARIA, en su carácter de Fiduciario”.
Y, ¿Quién es Bursametrica Casa de Bolsa S.A. de C.V.?

Es una de las casas de bolsa preferida por muchos políticos, principalmente, por la forma que tiene de “retribuir” a sus clientes. Una institución como Banamex (en la cual se administraban los recursos del SIRJUM ), o cualquier otra entidad financiera reconocida, no arriesgaría su prestigio y credibilidad a cuenta de unos pesos, a diferencia de una institución “de papel” lo haría. Recordemos que grupo Escorfín está envuelto en múltiples escándalos por invertir recursos públicos en instrumentos bursátiles de alto riesgo y estar contratado por diversas entidades públicas del ámbito Federal, Estatal, municipal e iniciativa privada, siendo el común denominador, el retorno dinero a los políticos interesados, “por debajo del agua”.

Antes de la modificación al fiduciario, la plusvalía o minusvalía era más clara en los estados de cuenta que emitía BANAMEX y las cuentas estaban a nombre del municipio de Mérida, caso contrario con Bursamétrica. Ahora, queda preguntarse, ¿porque los estados de cuenta que genera Bursamétrica no están a nombre del municipio de Mérida y están a nombre de ellos mismos? Se adjuntan las carátulas de los estados de cuenta para mayor entendimiento.

Además, los rendimientos que supuestamente se generan son menores a los que ofrecen las instituciones bancarias en cuentas productivas, con estos instrumentos bursátiles no existe más que un riesgo alto en perder el dinero de los trabajadores del municipio de Mérida, arriesgando el patrimonio, la seguridad y tranquilidad de los mismos, quienes desconocen que su jubilación o el propio SIRJUM, pueden ser afectados de un momento a otro, sin mayor consecuencia para los responsables, todo, por invertir en instrumentos bursátiles a costa de la estabilidad y garantía de una pensión construida por años de servicios.

Entonces, con todo expuesto, es más que claro que los trabajadores no son ni serán la prioridad de los gobiernos, pues lejos de implementar herramientas que garanticen una pensión digna y segura, o estrategias que protejan la integridad de los fondos para el retiro, únicamente se preocupan por su beneficio propio y el de sus allegados, apoyándose principalmente en empresas fraudulentas y sin escrúpulos, que lucran con el dinero de los trabajadores.

La historia parece no tener fin, desde los infames saqueos al ISSTEY, vistos en la administración de Ivonne Ortega Pacheco, continuando con las “estrategias” de Rolando Zapata Bello y Mauricio Vila Dosal, hasta las mismas prácticas utilizadas con el SIRJUM y encabezadas por el tres veces alcalde Renan Barrera Concha, con la misma empresa que ha sido acusada de estafar a miles de clientes con un esquema bursátil fraudulento.

Lo peor del caso, es que el ahora candidato Renan Barrera Concha, se cansó se saquear el erario municipal y pretende continuar con el legado de Ivonne Ortega Pacheco, Rolando Zapata Bello y Vila Dosal, bajo la bandera del PRIAN.
Dos administraciones panistas y dos administraciones priistas, pusieron al borde del colapso a una institución que debe garantizar las pensiones de cientos de trabajadores del Estado, convirtiéndola en su caja de ahorro personal… y ahora pretenden ir por un sexenio más.

Brillan por su ausencia.
A pesar de las evidencias y la abundante información de dominio público disponible, son pocos o nulos los esfuerzos de nuestras autoridades para investigar y sancionar posibles hechos de corrupción.
No cabe duda que la administración de justicia en nuestro Estado, reconoce colores, intereses y amigos, por esa razón, quizá debamos preguntarnos ¿la justicia está al servicio del pueblo o de los gobernantes?
Con toda esta información, la autoridad correspondiente debería iniciar una investigación al respecto, toda vez que sería lo justo para el pueblo y para los ciudadanos.
No debemos dejarnos engañar, toda vez que falta muy poco tiempo para la elección y si no elegimos bien, después nos tendríamos que aguantar 6 años más, estamos a tiempo de poder decidir el cambio y dar oportunidad a una mejor opción de mandatario para nuestro Estado.
Es claro que todos estos pillos de manga larga están de acuerdo para taparse y continuar enriqueciéndose a costa del pueblo.
Ahora bien, no sería justo que quien ha gobernado y manchado por escándalos de fraudes y ha participado en actos de corrupción, regrese o continue gobernándonos. Basta ver los vehículos en los que andan, si los adquirieron por medio del erario público, es un insulto al pueblo y a los ciudadanos y, si los adquirieron de manera personal, ¿de dónde salió?. Más adelante hablaremos de cómo funcionan y cuáles son las propiedades, negocios, prestanombres y operadores de Renan Barrera Concha y Rolando Zapata Bello

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com