Connect with us

Mérida

¡SIN VERGÜENZA!

¿Y LOS  18 MIL TRABAJADORES PRIÍSTAS DESPEDIDOS POR VILA?

*Alejandro Moreno Cárdenas, presidente nacional del PRI y el panista, Renán Barrera Concha, dejaron a un lado la vergüenza política, por lo que con un abrazo y un apretón de manos sellaron una alianza donde el PRI apoyará al PAN

José González /Sol Yucatán

Para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) todo es válido cuando se está en bancarrota e incluso al borde de la desaparición, mientras que para el Partido Acción Nacional (PAN), todo es válido con la finalidad de conservar el poder, continuar con los privilegios y continuar con el desfalco del erario como está ocurriendo en la actualidad.

Es que el PRI apenas hace un sexenio era la principal fuerza política de Yucatán, ostentaba el gobierno del Estado, dominaba los Ayuntamientos y el Congreso, sin embargo, en cinco años sufrió una debacle que lo tiene en jaque no sólo a nivel estatal, si no en el plano nacional, por el fenómeno morenista.

Hace tres años vivió en carne propia una escandalosa derrota e incluso perdió el registro en la pasada elección en Quintana Roo, donde el PRI, que contendió sólo, no sólo perdió la elección sino que perdió hasta su registro como partido.

En Yucatán no podía correr ese riesgo, por lo que el PAN fue su salvavidas para intentar retener la gubernatura, la mayoría de las alcaldías y las diputaciones.

Ayer Renán Barrera y “Alito” Moreno dejaron a un lado sus rivalidades y su vergüenza política, se fungieron en un apretón de manos y un abrazo de hermanos políticos, con lo cual se dejó a un lado la rivalidad histórica simulada del PAN-PRI, que eran como el agua y el aceite.

De acuerdo con fuentes de Sol Yucatán, el encuentro estaba programado en la Casa del Pueblo, sede del PRI, sin embargo Barrera Concha se negó a ir al bunker priista. 

El abrazo entre hermanos políticos no es cosa nueva, ha existido, la única diferencia es que esta alianza se cocinaba en lo oscurito o bajo del agua, ahora se olvidaron de la vergüenza y lo hicieron público.

Es decir, en público se peleaban, pero en privado hacían grandes acuerdos. El detalle, es como los priistas ahora van a pedir a su militancia que vote por un panista, si apenas al inicio del actual gobierno panista, encabezada por Mauricio Vila, 18 mil priistas que laboraron durante los gobiernos de Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello fueron cesados de sus funciones para darle cabido a panistas.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com