Connect with us

Portada

“SAN BENITO”, MILLONARIOS DESVÍOS

*El mercado lo han tomado las últimas seis administraciones municipales como tapadera para justificar millonarios de desvíos de recursos, por ello no les interesa realizar un rescate integral

*El lugar, que en principio costó 180 millones de pesos y que al año cuesta 40 millones de pesos al año, está en números rojos, debido a que sólo reporta un ingreso de 600 mil pesos al mes

*El inmueble que sería el sustituto del mercado “Lucas de Gálvez”, presenta grietas, filtraciones, mal manejo de basura y tienen abandonado un elevador que podría ser una solución para la inaccesibilidad a los niveles superiores

Redacción/Sol Yucatán

El mercado de San Benito, considerado el segundo más importante de Mérida, está en el total abandono.

El 80 por ciento de los locales están cerrados, debido a la poca afluencia de gente que acude a comprar.

Los techos tienen un grave deterioro, cuarteaduras, filtraciones, los ventiladores están inservibles, por las noches y madrugadas hace falta iluminación.

Si bien es cierto, de que en ese lugar hay una caseta de la policía municipal en los alrededores del mercado municipal persiste la inseguridad, principalmente por las cantinas y bares de mala muerte, ubicados en los alrededores del mercado.

De acuerdo con a los locatarios, la inseguridad en los alrededores del centro de abastos en gran parte es generada por la propia policía, debido a que cobran una cuota a los negocios con lo que permiten la venta de bebidas alcohólicas fuera de horario.

La propia subdirección de mercados cerró el área de manejo de basura, y los contenedores de los desechos se acomodan en al patio de maniobras, lo que da mal aspecto al lugar y sobre todo perjudica a los locatarios para la carga y descarga de sus productos.

Asimismo, acusaron que las propias autoridades municipales han provocado un alto porcentaje de desocupación de los locales del segundo y tercer nivel, debido a que el centro de abastos tiene un elevador, sin embargo, le dejaron de dar mantenimiento y quedó en el abandono.

Actualmente, permanece cerrado con candados.
Uno de los principales problemas, precisamente del segundo y tercer nivel, es lo complicado de acceder a esos lugares, debido a que las rampas están muy inclinadas y el ascensor en su momento fue la solución, sin embargo, simplemente se abandonó.

El costo de un elevador industrial, oscila entre los 250 mil y 400 mil pesos, por lo cual la Comuna tiene arrumbado ese dinero.

De acuerdo con las autoridades municipales, el año pasado se invirtió la suma de 10 millones 18 mil 242 pesos para los trabajos de remozamiento, sin embargo, los propios locatarios no saben dónde fue a parar ese dinero, debido a que en algunos puntos sólo se le dio una manita de gato con pintura.

Por su parte, aseguraron que para realizar mejoras a sus lugares de trabajo, es muy complicado, debido a que se tiene que tramitar una serie de permisos, lo que hace casi imposible que ellos por sus propios medios puedan realizar mejoras al centro de abastos.

Por lo cual, no se sabe a donde fueron a parar los recursos del préstamo que solicitó el alcalde con licencia Renán Barrera Concha, actual candidato del PAN al Gobierno de Yucatán, para los trabajos de remozamiento del San Benito.

A lo largo de 20 años de vida de este lugar, desde que fue inaugurado para el rescate y remozamiento las autoridades municipales han asignado alrededor de 80 millones de pesos, sin embargo, se duda de que los recursos se hubieran utilizado para esta finalidad y en cambio se sospecha que el mercado simplemente sirve como una justificante para desviar recursos.

El Mercado de San Benito de Mérida vendría a ser el nuevo centro de abastos de Mérida moderno, que sería un punto de lanza para el turismo y sustituiría al mercado “Lucas de Gálvez” que genera altos costos por lo viejo del inmueble.
En cambio, a 19 años de su inauguración es inoperante, luce vacío, trabaja con números rojos y se ha convertido en una carga financiera para el Ayuntamiento.

Al día de hoy, para su funcionamiento le cuesta a los meridanos poco más de 40 millones de pesos al año, entre trabajos de mantenimiento, sueldos y su operatividad.
El “San Benito” fue anunciado en el 2002 por la alcaldesa panista Ana Rosa Payan Cervera

como el gran proyecto de su administración, para lo cual solicitó un préstamo de 180 millones de pesos, el cual apenas hace un par de años se terminó de pagar.

Fue construido por la empresa “Muñoz Arquitectos y Asociados”, propiedad de Javier Muñoz Menéndez y Jorge Carlos Zoreda Novelo, este último hermano del ex Senador Cleominio Zoreda Novelo, quien en ese entonces era diputado local, “vendieron” la idea de un inmueble moderno y que sería innovador e imán turístico, similar al mercado “San Juan” de Guadalajara, Jalisco.
Actualmente el mercado tiene un gasto de 40 millones de pesos anuales, es decir, 3.3 millones de pesos por mes.

Si tomamos en cuenta que reporta ingresos mensuales de 600 mil pesos, por concepto de cobro por derecho de piso y del estacionamiento, según, reporta la propia Comuna.

Lo que quiere decir que tiene un déficit o perdidas del 82 por ciento, es decir, de 32 millones 800 mil pesos, que los meridanos pagan con los impuestos que la Comuna recauda.

A pesar de ello los gobiernos panistas lo conservan y no les interesa algún plan de rescate del centro de abastos que da trabajo a más de mil personas, debido a su mala planeación y que el proyecto les sirve, sólo para justificar el desvío de millones de pesos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com