Connect with us

Mérida

ROMMEL DESAPARECE 

*Luis Hevia Jiménez le impuso a Rommel Pacheco Marrufo como asesor de cabecera a Víctor Caballero Durán, un político más que quemado por el escándalo de Crecicuentas y los millonarios desvíos en la Segey, cuando fue secretario de educación.

* Caballero Durán, no solo le debe su carrera política y su riqueza a Rolando Zapata, sino que también su libertad, pues lo protegió del escándalo de las cuentas de Crecicuentas, donde defraudó a miles de personas de la tercera edad

* Queda claro que los morenistas nunca han aceptado y no aceptarán al ex clavadista olímpico, su designación solo fue un capricho del exdelegado de la Secretaría del Bienestar, cuyo error lo está pagando caro y que le podría costar la elección a gobernador.

Redacción/Sol Yucatán

Como dirían por allá no me ayudes compadre, es la frase que Rommel Pacheco Marrufo le podría decir a Joaquín “Huacho” Mena, debido a que le impuso como asesor de campaña a nada más y nada menos a Víctor Caballero Durán.

El ex priista y amigo cercano de Rolando Zapata Bello, junto con Angélica Araujo Lara, son los políticos más repudiados por los yucatecos.

No es para menos, Caballero Durán fue el artífice del millonario fraude de Crecicuentas, donde junto con un grupo de personas le robó los ahorros de su vida a cientos de personas de la tercera edad.

Asimismo, fue acusado de millonarios desvíos en la Segey, cuando fue su titular, la administración de Mauricio Vila, lo denunció, pero la carpeta de investigación se mandó a la congeladora y no prosperó.

En el 2018, su amigo Rolando Zapata, lo postuló como candidato a la alcaldía de Mérida y terminó con una escandalosa derrota, el PAN le sacó casi 90 mil votos de diferencia, lo que ocasionó que el PRI, no solo perdiera la alcaldía de Mérida, sino que también la gubernatura, debido a que Mauricio Vila traía 20 mil votos de desventaja en el interior del estado y con el resultado de Mérida, obtuvo el triunfo.

Fue acusado de mal estrategia política y que parte de los recursos de la campaña se los guardó, lo que ocasionó la desastrosa derrota.

Ahora, es el asesor y estratega político de Rommel Pacheco, por encomienda de Luis Hevia Jiménez, asesor de Díaz Mena.

Si las cosas no pintaban bien para el ex clavadista olímpico por la chapulineada y la imposición como candidato a la alcaldía, ahora lucen peor.

Muchos de los morenistas fueron rivales políticos de Caballero Durán y entre la ciudadanía su nombre es sinónimo de corrupción.

La imposición de Caballero Durán no cayó en gracia al equipo de Pacheco Marrufo, menos al aspirante morenista, a quien, en el pasado, cuando defendía los colores del PAN, acusaba de corrupción, ahora le tiene que pedir consejos y acatar sus órdenes.

Lo que es una realidad es que la campaña de Pacheco Marrufo, a más de un mes de campaña aún no despega como lo esperaban y las encuestas de intención del voto lo ubican a 15 puntos porcentuales de la candidata del PAN, por lo cual la historia política del 2018 se podría repetir en el 2024, donde se vislumbra una cómoda ventaja del PAN sobre Morena y en ambas estaría involucrado Caballero Durán.

LA MANO DEL DIABLO

Queda más que claro que a Joaquín Díaz Mena, lo que menos le interesa son los ideales morenistas, de no robar, no mentir y no traicionar, asimismo, no le importa el sentir de la militancia, quienes han pedido un alto a los chapulineros.

En su desesperación por sumar, porque las encuestas que lo posicionan con 8 puntos porcentuales con respecto al PAN, integra a políticos considerados como cartuchos quemados o vividores de la política.

Lo hizo con Víctor y Felipe Cervera Hernández, hijos del exgobernador Víctor Cervera Pacheco, su “chapulineada”, en lugar de resultar benéfico le salió contraproducente, ya que muchos consideraron que están lucrando con la imagen del exmandatario, asimismo, generó confrontación entre la familia que la viuda de don Víctor no ha podido controlar y que le está ocasionando problemas de salud.

“Nosotros no podemos apoyar a un personaje que lo llamó corrupto, ladrón e incluso asesino”, declaró un integrante de la familia de Víctor Cervera Pacheco.

Por ello, dijo que no se hable en nombre de la familia Cervera, sino más bien de los que se fueron, Víctor y Felipe.

Ahora “Huacho” sumó a Pablo Gamboa Miner, hijo de Emilio Gamboa Patrón. Pablo ya es considerado un cartucho quemado, si bien fue diputado federal, lo hizo por la vía plurinominal y hace tres años cuando contendió, perdió contra Rommel Pacheco Marrufo.

En esta elección quería ser postulado por el III Distrito Federal, sin embargo, la candidatura se le otorgó a Sergio Vadillo Lora, operador político del PRI, esta situación lo motivo a “chapulinear” a Morena.

Mauricio Sahuí Rivero, es otro político que se sumó de manera oficial a la campaña de “Huacho”, había estado operando, pero desde lo bajo del agua.

Hace seis años, Sahuí Rivero y Díaz Mena fueron contrincantes, ambos hicieron alianzas para evitar el triunfo del PAN, sin embargo, no pudieron frenar los acuerdos panistas que realizó con líderes del PRI, lo que llevó a la derrota de ambos.

Quien está detrás de la estrategia de sumar viejos cartuchos priistas a la campaña morenista es otro viejo conocido del PRI, Víctor Caballero Durán,  quien hasta hace unos años era incondicional de Rolando Zapata Bello, aunque no se descarta que esta sea una estrategia para hundir más a Díaz Mena, ya que Caballero Durán, no solo le debe su carrera política y su riqueza al ex gobernador, sino que también su libertad, lo protegió del escándalo de las cuentas de Crecicuentas donde defraudó a miles de personas de la tercera edad y del desvío de recursos de la Segey, cuando fue secretario de educación.

 RODEADO DE CORRUPTOS

A poco más de un mes del término de las campañas por la alcaldía de Mérida, sigue siendo notable la desventaja del abanderado morenista respecto a Cecilia Patrón Laviada

La ventaja es irreversible, por lo cual Morena, al igual que en el 2021, sufrirá una dura derrota.

Ante este panorama, Joaquín Díaz Mena quien impuso a Rommel como candidato a la alcaldía, ya lo ha dejado solo.

No solo en fuerza política, sino también en lo económico, ya que Díaz Mena prácticamente ha tirado la toalla en la elección de Mérida, y sus esfuerzos lo concentra en el interior del estado, donde según fuentes de Sol Yucatán, designa sus esfuerzos humanos y económicos.

Queda claro que los morenistas nunca han aceptado y no aceptarán al ex clavadista olímpico, su designación solo fue un capricho del exdelegado de la Secretaría del Bienestar, cuyo error lo está pagando caro y que le podría costar la elección a gobernador.

Los morenistas no le perdonan la imposición, y Rommel por sí mismo, no cuenta con experiencia política, ni la capacidad para administrar un Ayuntamiento como Mérida.

Se podría decir que Rommel, es un analfabeto político, ya que no tiene carrera política, ni una estructura suficiente que lo respalde.

Si bien es cierto que, en el 2021, ganó la elección en el Tercer Distrito, esto lo hizo en Mérida, en una zona panista, donde su victoria estaba asegurada.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com