Connect with us

Municipios

PROGRESO: ESTAFA EN LAS PALAPAS

*Los altos costos de la renta de estos sitios de descanso al igual que los camastros que se encuentran a la orilla del mar han provocado la disminución de visitantes al puerto, según comerciantes

Guillermo Medina/Sol Yucatán.

Comerciantes de la zona del malecón de Progreso señalan que los altos precios de las palapas que se encuentran a la orilla del mar han hecho que el turismo comience a disminuir. Los precios excesivos que cobran los restaurantes que tienen palapas o camastros en la zona han hecho que los turistas se vean involucrados en situaciones molestas, ya que las cuentas al final de su estancia han llegado a ser bastante elevadas por platillos que no deberían de tener un precio tan elevado. 

Está práctica se ha dado a conocer desde hace varios años, por lo que muchos visitantes del puerto comienzan a tomarlo como una estafa. La situación consiste en que las personas les ofrecen a los bañistas camastros, palapas y mesas para pasar la tarde en familia dentro de la comunidad, sin embargo, la única condición es que estén consumiendo bebidas o alimentos que ellos mismos ofrecen.

De esta forma, los visitantes acceden y proceden a solicitar un par de bebidas e inclusive, en algunos casos, algún platillo con mariscos como ceviche. El inconveniente ocurre cuando al momento de solicitar la cuenta está llega con precios bastante elevados, dejando en una situación bochornosa y molesta a los bañistas, quienes no tienen otra opción más que pagar por lo que consumieron. 

Estas estafas ocurren con frecuencia en las temporadas vacacionales como carnaval, semana santa o vacaciones de verano, ya que en este tiempo es cuando las personas asisten con mayor frecuencia al puerto de Progreso en busca de un día relajante. Los vendedores de recuerdos de la zona han declarado que este el motivo principal por el cual los turistas han dejado de consumir en Progreso, al igual que muchos han dejado de comprar recuerdos por la mala experiencia con los precios.

Arnoldo Puc, comerciante de la localidad de Progreso, señaló que estás estafas ocurren con frecuencia, “pues pasa muy seguido la verdad. Mucha gente busca darle la vuelta a la situación diciendo que es culpa de las personas porque no piden los precios, pero he escuchado casos en las que no te los quieren dar, sólo te dicen que cuesta tanto, pero al momento de escribir la nota el precio es otro, pero no pueden decir nada porque no tienen forma de comprobar cuánto les dijeron”.

“La verdad, a nosotros nos perjudica porque cuando el turista se va, pues viene caminando por aquí, pero si ya viene molesto, lo único que quiere es irse, mientras para nosotros eso es pérdida, ya que no vendemos lo que estamos acostumbrados a vender en las tardes, pero eso es por culpa de la gente que quiere abusar de los turistas”.

“La verdad no hay forma de luchar con eso. No hay con quién hablarlo, no hay quien intervenga, cada quien pone sus precios, pero eso ya es una estafa común en Progreso, por lo que la gente prefiere ir a otras playas a comer y bañarse. Por ahí hay menos gente y nadie los estafa”.

La gran mayoría de los puestos de artesanías lucen sin clientes y vacíos.

Las mesas de playa de los restaurantes son arregladas y habilitantes pero nadie las usa.

Los comercios están resintiendo la ausencia de los visitantes.

Puestos callejeros no se salvan del impacto de la falta de turismo en Progreso.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com