Connect with us

Portada

FRAUDE DE 300 MDP

*El Gobierno de Mauricio Vila Dosal, está haciendo negocios con las propiedades del Gobierno Estatal, recientemente vendió el edificio del centro comercial del ISSTEY ubicado cerca de Paseo de Montejo.

*El ISSTEY, por medio de su Director General, José Arturo Sánchez Martínez vendió el inmueble en 38 millones de pesos a una empresa queretana, según el catálogo inmobiliario, la propiedad costaría unos 350 millones.

*El Gobierno del Estado en varias ocasiones le negó a empresarios yucatecos la venta del inmueble, debido a que estaba reservada su venta a la empresa queretana, la transacción fue hecha en lo oscurito, ya que nunca se informó oficialmente

Redacción/Sol Yucatán

Mauricio Vila Dosal, está haciendo negocios con las propiedades del Gobierno del Estado en los últimos meses de su gobierno, para favorecer a amigos empresarios.

Por medio del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (ISSTEY), “remató” el edificio donde por años funcionó el centro comercial del instituto, localizado sobre la calle 60 entre 47 y 49, a tan solo una esquina del Remate de Paseo de Montejo.

La operación se realizó el 8 de septiembre del año pasado, como consta en la escritura pública número 902, firmada por José Arturo Sánchez Martínez, Director General del Isstey, donde el inmueble de cerca de 10 mil metros cuadrados fue vendido a la empresa “Grow Import, Sociedad Anónima promotora de inversión de capital variable”.

La operación fue por la suma de 38 millones de pesos, un precio muy por debajo de su valor real.

De acuerdo con la inmobiliaria “Inmuebles24”, consultado por Sol Yucatán, el metro cuadrado en esa zona tiene un valor de 35 mil 500 pesos, esto debido a su ubicación geográfica.

El lugar es uno de los sectores más visitados y con un gran potencial económico y turístico.
La empresa tiene a la venta un predio de 1 mil 182 metros cuadrados en 42 millones de pesos.

Por lo cual, el valor comercial del edificio del Isstey, de acuerdo con el tabulador inmobiliario de esa zona, sería de al menos 350 millones de pesos, es decir, el predio se habría vendido un 900 por ciento menos de su valor comercial, según, los tabuladores inmobiliarios.

La transacción fue avalada por el abogado Hugo Wilbert Evia Bolio, titular de la notaría pública No. 69, quien ha estado acusado de pertenecer a la mafia inmobiliaria.

El fedatario ha sido acusado de avalar fraudes a los ejidatarios de Yucatán para favorecer a empresarios inmobiliarias, entre ellos a amigos de Vila Dosal e incluso es el notario de cabecera del gobierno estatal.

El notario ha avalado la venta y donaciones de predios del Gobierno del Estado y en su momento del Ayuntamiento de Mérida, el abogado ha trabajado con Vila Dosal desde que fue alcalde de Mérida.

El gobierno de Vila Dosal, además de vender a un menor precio del valor real, le dio facilidades a la empresa queretana para adquirir el valioso inmueble en pagos.

La propiedad se terminará de pagar hasta el 30 de junio de este año, sin embargo, la empresa ya cuenta con la propiedad plena del inmueble, como consta en el acta de compra-venta, en poder de Sol Yucatán.

El edificio está en una ubicación envidiable con gran potencial económico, sobre la calle 60 Norte, una de las arterias más transitadas, a una esquina del parque de Santa Ana y del Remate de Paseo de Montejo, es decir una zona netamente turística.

Además, tiene salidas por la calle 60 y 58, tan sólo su área de construcción tiene más de 6 mil metros cuadrados.

La representante legal de la empresa es Jaqueline Retana Álvarez, de quien sólo se sabe que es egresada de la Universidad Anáhuac de Querétaro, no se cuenta con mayor información, ni en sus redes sociales, web o LinkedIn.
De acuerdo con la escritura pública, la empresa dio como primer pago al Gobierno del Estado la suma de 11 millones 646 mil 300 pesos, cuyo pago se realizó el 21 de septiembre a la cuenta 002910479300164420 del banco Banamex.
Las partes acordaron un calendario de pagos, sin intereses, por lo cual, a partir del mes de octubre, la empresa pagaría mensualmente la suma de 3 millones 19 mil 411 pesos.

Los recursos serían depositados cada 30 de mes, desde octubre del 2023 hasta junio del 2024.
De acuerdo con fuentes consultadas por Sol Yucatán, hubo empresarios hoteleros y de supermercados yucatecos que intentaron adquirir la propiedad, sin embargo el gobierno estatal siempre les indicaba que el predio no estaba en venta, ya que presuntamente ya había sido apalabrado para amigos.

También llama la atención de que no se puso a remate el inmueble, por lo cual la venta fue directa, es decir no se aceptaron o no dieron oportunidad a otras ofertas, por lo cual cabe la posibilidad de que hubiera tráfico de influencias o conflicto de interés detrás de la venta del edificio del ISSTEY.

Tampoco se informó de manera oficial la venta del inmueble, por lo cual la transacción fue hecha en lo oscurito, ya que da grandes ventajas a la empresa de capital queretana.

Es decir, se favoreció a capital queretano en lugar de empresarios yucatecos que pretendían el inmueble, pero que siempre les fue negada la venta.

Otro inmueble que está a punto de ser vendido es el edificio del mismo instituto que se ubica en la calle 61 entre 54 y 56 del centro de Mérida.
El edificio se encuentra en el centro histórico, en el primer cuadro de la Ciudad; según fuentes, ya se tiene apalabrado y se construiría un hotel por el auge turístico que hay en Mérida.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com