Connect with us

Opinión

El PAN POSTULARÁ PRIÍSTAS Y EL PRI A PANISTAS

Santiago Alamilla Bazán/Sol Yucatán

Apenas estamos ante el arranque de las pre campañas pero parece que todo empieza a perfilarse y a tomar la tónica con la que seguirán las cosas hasta el final.

Por la esquina azul la situación parece descomponerse cada día que pasa, y ante la simple conversación con cualquier ciudadano del cómo se están dando las cosas, la expresión de sus rostros se transforma en una cara de duda, en especial cuando se toca el tema de que el Partido Acción Nacional propondrá a un priísta como primera fórmula al Senado.

El asombro aumenta cuando se sabe que muy probabelmente, ese prísta será Rolando Zapata Bello, el exgobernador del estado, y a quien Renan Barrera llenó de observaciones incómodas e insultos velados en su primer informe de gobierno, ahí por el 2013, lo que le generó que fuera la primera y última vez que Zapata Bello hiciera acto de presencia en algún evento del entonces recién nombrado alcalde.

Ahora, diez años después, todo parece indicar que Barrera caminará los 106 municipios de la mano de Zapata. También del lado del PRI las cosas no parecen ser mejores; aunque la posición de los tricolores está ya muy disminuida y sus cartas son escasas, como diría Cantinflas, el PRI nunca deja de ser el PRI, y siempre tiene un as bajo la manga, pero aún así los gestos que se observan cuando se les recuerda que postularán a Renan Barrera como candidato al gobierno, no tienen desperdicio.

Lo que sucede es que Barrera Concha siempre ha sido un enemigo del Revolucionario Institucional, y si no ha tenido la capacidad para negociar con los mismos panistas, mucho menos ha existido tan si quiera un respeto mínimo para con los priístas, y ahora van juntos.

Algo, entre muchas otras cosas, que hay que reconocerle al Presidente de la República, es que logró que ese amasiato entre el PRI y el PAN que ha existido desde que Fox llegó a la presidencia, ahora es visible, siempre se supo que existieron esos acuerdos bajo la mesa y a escondidas, pero ahora la fuerza del movimiento lópezobradorista ha puesto en evidencia tangible que el PRI siempre ha sido mancuerna del PAN, cuando se trata de arreglarse para mantener los privilegios.

Por otra parte la precampaña de Juntos Hacemos Historia, es decir el Partido del Trabajo, el Partido Verde y Morena obviamente, arrancó con un Huacho Díaz cuyas acciones para conseguir el voto ya contaban con un muy buen antecedente, no solamente las campañas de 2012 y de 2018, sino que también el periodo como delegado del bienestar y anteriormente como diputado federal, hacen que este político en cada una de sus intervenciones, hasta en el municipio más pequeño y pobre, pueda hacer un recuento de anécdotas en cada una de sus comisarías y poblaciones, cosa que no sucede del otro lado, del azul, donde cada vez que llega a un municipio del interior, Renan resulta un completo desconocido, y los comentarios de la gente invariablemente giran en ese sentido.

La campaña de Díaz Mena suma cada día a personas de todos los orígenes políticos, incluso en la conformación de su equipo, según una fotografía que está circulando en redes sociales, ya que a pesar de que formalmente el PRI está de la mano con el PAN, de manera individual muchos ex priístas de un nivel reconocido en la toma de decisiones de aquel partido, se incorporaron a la campaña del San Felipeño, lo que hace que a cada momento la ventaja que mantiene en el interior del estado se agrande.

El reto para los guindas será sin duda el de siempre, Mérida. La capital yucateca tiene prácticamente la mitad de los votantes de todo el estado, y aunque el PAN llevará 31 años gobernándola, nunca ha podido ganar con la mayoría de los votos, es decir que la suma de quienes votan por otras opciones es mayor que los votos que obtiene el PAN.

Los guindas deben trabajar para obtener la mayor cantidad posible de votos en Mérida, y aunque aún no se define quien será él o la abanderada de la coalición del presidente, los ataques y campañas de desprestigio contra quienes podrían enfrentar a Cecilia Patrón, no se han hecho esperar. Desde espectaculares hasta notas pagadas en la prensa, declaraciones de militantes supuestamente inconformes y un largo etcétera que perfila la guerra sucia que viene, un terreno en el que Acción Nacional ha resultado todo un experto.

Nada parece obstaculizar la llegada de PT-Verde-Morena a la gubernatura, la alcaldía de Mérida será difícil pero con una buena estrategia y manteniendo la unidad, también es ganable. Las diputaciones federales también parecen estar del lado del equipo del presidente, en al menos en cuatro de seis distritos.

El Congreso local también será un interesante campo de batalla, esta vez con veintiun diputados por elegir, más catorce de representación proporcional, siete de ellos como mejores perdedores de sus respectivos distritos. En 2021 la aplanadora azul se llevó catorce de quince, pero esta vez en 2024, la situación se ve distinta con un lider muy disminuido que a diario pierde adeptos en una alianza de emblemas que todos los días tiene menos aliados, y una oposción que a pesar de las diferencias está logrando organizarse y ponerse de acuerdo para construir y mantener la unidad, al menos electoralmemte hablando, lo que puede inclinar la balanza de manera significativa hasta donde incluso, el PAN está en riesgo real de perder la llamada joya de la corona. Veremos que pasa.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com