Connect with us

Mérida

CORREDOR INDUSTRIAL DE LA MUERTE

Los megaproyectos están poniendo en grave riesgo los recursos naturales de Yucatán, en especial el agua. En 87 de los 106 municipios del Estado tiene serios niveles de contaminación del agua y aire.

Redacción / Sol Yucatán

La contaminación del agua es una situación crítica en Yucatán, advirtió el Consejo Ciudadano por la Defensa del Agua en Yucatán.

En 87 de los 106 municipios de la entidad tiene serios niveles de contaminación del agua y aire como consecuencia de los mega proyectos, es decir, el 82 por ciento de los municipios de Yucatán tienen serios problemas con la contaminación del agua por los mega proyectos que se han establecido en los últimos años en la entidad.

A pesar de esta situación al Gobierno no le importa, por lo que continúa otorgando concesiones y facilidades para que estas empresas se establezcan en Yucatán, con la promesa de la generación de empleos bien pagados, lo que no ocurre en la realidad, ya que los puestos de dirección son ocupados por gente que viene de afuera traídos por los corporativos.

Sólo grupos de la sociedad civil está luchando para defender la riqueza natural de Yucatán, que se está poniendo en peligro por los mega proyectos y la ambición de empresarios y políticos qué están detrás de estas empresas.

Hay que recordar que Yucatán es el estado del país con la mayor riqueza de agua dulce, debido a sus cenotes y su red de ríos subterráneos.

Luisa Teresa Denegre-Vaught, integrante del Consejo Ciudadano por el Agua de Yucatán, indicó que ya basta de la simulación y corrupción. Las y los legisladores tienen la obligación ética y moral de ponerle un alto a las empresas que están devastando y acabando con la riqueza de Yucatán.

Luisa Teresa Denegre-Vaught
La entrevistada indicó que es necesario una Ley General del Agua, que deje de privilegiar a las grandes empresas y garanticen el derecho humano al agua.

Sin embargo, desde hace años el proyecto de Ley está en la “congeladora”, debido a que el Congreso de Yucatán no ha querido legislar y en su caso aprobar, ya que hay muchos intereses.

Jacobo Fermat, presidente del Consejo Ciudadano por el Agua Yucatán, aseguró que existe una complicidad de las autoridades con las empresas, pues no se explica que obtengan permisos y autorizaciones para instalar sus proyectos, pese al daño que ocasionan al medio ambiente.

José Socorro Jacobo Femat
“Hay una negligencia criminal y corrupción”, sentenció.

El senador, panista-morenista, Raúl Paz Alonzo, es uno de los principales responsables que ha boicoteado la Ley General de Aguas ciudadana desde su encargo, según acusan los integrantes del Consejo Ciudadano por el Agua.

Raúl Paz Alonzo
“El senador no solo ha sido sordo y ciego a las demandas ciudadanas, sino que, alineado a los intereses económicos, ha contribuido a la agudización de la crisis en el estado”, señalaron.

En Yucatán, existe un corredor que está poniendo en serio peligro a miles de yucatecos.

En el 2017, durante la administración del gobernador priista, Rolando Zapata Bello, Grupo Modelo inauguró la Cervecería Yucateca, una planta en el municipio de Hunucmá, con una capacidad de producción inicial de 7 millones de hectolitros de cerveza al año.

La empresa vendría a catapultar la economía, ya que generaría en su primera etapa más de 50 empleos directos bien pagados.

Dos años más tarde la empresa aumentó su producción y por ende su consumo y explotación desmedida del agua.

Actualmente en el corredor industrial, ubicado a poco más de 20 kilómetros de Mérida, se encuentran ubicadas tres mega empresas, dos empresas embotelladoras de refrescos y una cervecera, que como principal materia prima utilizan el agua.

Además, hay cinco granjas porcícolas y tres avícolas en el municipio.

El luchador social, Anacleto Cetina Aguilar, vecino de Hunucmá e integrante del Consejo Ciudadano por el Agua de Yucatán, indicó que a la comunidad nunca les fue consultada si querían que se instalara esta cervecera, a pesar de tener ese derecho contemplado en la Ley de Yucatán.

“El Gobierno, pisoteó los derechos de los pobladores y violó la propia ley”, aseguró.

De la comunidad, precisó, sólo emplean a algunas personas y “mal pagados”, por lo que no existe un beneficio y si un grave daño comunitario.

Hunucmá, al estar a unos kilómetros de la costa, el agua dulce está expuesta a ser “invadida” por el agua salada del mar, en caso de debilitarse el manto freático por el exceso de consumo como está ocurriendo

“Si esto se da, al debilitarse el manto freático va a ser impactado por el agua salada y eso sería el acabose”, subrayó, pues sería agua que ya no se podría tomar ni usar para el cultivo.

Habitantes de Hunucmá aseguraron que la crisis del agua ya comenzó a impactar al municipio, debido a que registran escases del vital líquido y se han reportado que en algunas zonas el agua de las tuberías sale salada. De acuerdo con la especialista, hoy en día existe una crisis generada por las empresas, sobre todo las porcícolas y cerveceras, pero si llegan a venir más y más esto podría empeorar. “Lo más seguro es que se vaya a replicar el ejemplo de Chapab”; advirtió.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com