Connect with us

Policía

SANTA ELENA: OSAMENTAS AL AIRE

Restos exhumados son abandonados sin reclamo en el cementerio municipal al aire libre y revueltos de basura y hojarasca.
La autoridad no se conduele de los familiares pero estos tampoco reclaman los huesos de sus familiares.

Guillermo Medina/Sol Yucatán.

El cementerio municipal de Santa Elena tiene un foco de infección constante a unos cuantos metros de la entrada principal, desde hace muchos años los restos de las personas que han sido exhumadas se quedan a la vista de todos los presentes, ya que, al no haber un mausoleo en el pueblo, los restos oseos son apilados al centro del cementerio y de esta manera permanecen ahí acumulándose con la basura de los árboles.

Los habitantes de la comunidad señalan a Galdino Poot Moreno, presidente municipal de Santa Elena, de no hacer nada por mejorar la situación, mientras que los restos de las personas que han fallecido siguen amontonados y de los familiares no han reclamado.

La problemática lleva tanto tiempo fuera de control que incluso algunos huesos se han revuelto con la tierra del lugar, haciendo que se entierren nuevamente, pero revueltos con los de otras personas.

Cabe señalar que los cuerpos de los fallecidos que se han acumulado por varios años y se van colocando en cubetas de plástico, guacales, cajas de metal, pitas y cajas de cartón que no son resistentes a la humedad, por lo que en cuestión de tiempo este material comienza a deshacerse, haciendo que los huesos caigan a otros recipientes y se mezclen con el de otras personas.

De igual forma algunos habitantes señalan que estos huesos son propensos a ser robados por los santeros de la zona y que les den el uso para realizar magia negra. Al no contar con espacio de almacenamiento seguro los huesos quedan exhibidos y al acceso de todos, inclusive en algunas cajas se comienza a notar la presencia de insectos que han construido sus hogares alrededor de los restos óseos o en algunos casos ya comenzaron a utilizarlos para crear sus colmenas.

Gabriela Chan, habitante de la comunidad declaró para Sol Yucatán que desde hace muchos años la situación se ha mantenido de esta manera, “ya tiene rato que están los huesos allá tirados, tristemente la mayoría son de personas que no fueron reclamadas por sus familias, pero otras si fueron reclamadas, la diferencia es que no hay un lugar para dejarlos, solo en la pila de huesos”.

“Creo que no es un trato digno para los muertos, porque pues al final no tuvieron su sepultura digna, como esos huesos la mayoría son de las tumbas municipales pues los sacan cuando necesitan la tumba, pero a veces como ya no hay familiares que reclamen los restos, el sepulturero no conoce a las personas y los pone en una caja de cartón y ahí los deja”.

“Si hace falta al menos un lugar en dónde puedan depositar los huesos para que los que no son reclamados pues acaben ahí, porque pues luego los restos se mezclan con la basura de los árboles y también con los bichos, como ya tiene tiempo así pues no se, que tal y ya hay hasta serpientes, al final pues si sería un lugar ideal para que hagan su nido, total nadie toca los huesos por respeto, pero no faltan los curiosos”.

Restos óseos humanos abandonados en el cementerio de Santa Elena.

Sin reclamo familiar permanecen estos restos humanos al aire libre en el cementerio municipal de Santa Elena.

En cuestión de tiempo este material comienza a deshacerse, haciendo que los huesos caigan a otros recipientes y se mezclen con el de otras personas.

Los cuerpos de los fallecidos que se han acumulado por varios años y se van colocando en cubetas de plástico, guacales, cajas de metal, pitas y cajas de cartón que no son resistentes a la humedad.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com