Connect with us

Mérida

Fuego amigo o viejos rencores

Por Alejandro Ruz

Ya iniciaron los tiempos pre electorales y se han desbocado las pasiones democráticas en el hasta hoy paradisiaco estado de Yucatán.

Hoy me ha llegado un nuevo hashtag que más allá de una figura retórica pretende convertirse en trending hashtags, #CONLACAMINOYONOCAMINO.

Aún no puedo entender si se trata de un arrebato, viejo rencor o despecho de amor incomprendido o en su defecto pretenden bajarla de sus aspiraciones o negociar con ella algunas prebendas partidistas.

La pugna por ocupar la poltrona de la 61 se extiende más allá de lo esperado, pues antes de iniciar una campaña para superar con votos a la oposición y ofrecer al electorado una oferta política creíble, viable y además honesta, algunos liderazgos impuestos por el “cartel político yucateco” no solo no son bien vistos por los militantes de su hoy nuevo partido, sino que se han convertido en la “botana”, que no víctima, de sus propias acciones.

Me refiero a Verónica Camino, la mujer que brincó de institución política a otras en busca de un lugar dónde lograr un ascenso político y que por acciones no muy claras llegó a Morena.

Ella, que pretende buscar la gubernatura y que compite con un ex panista mejor posicionado, es objeto del conocido “fuego amigo” electoral.

Algunos inconformes o mercenarios que buscan posicionar y/o proteger a su favorito recurren a esta práctica desleal y dañina, que bien puede debilitar a su propio partido y que además genera desconfianza en el electorado al evidenciar una falta de moralidad.

Y es que el término “fuego amigo electoral” se refiere a una situación en la que los partidos o sus candidatos políticos atacan a miembros de su propio partido o coalición, en lugar de centrarse en sus adversarios políticos externos.
¿La posición está enfrente o en casa?

Este tipo de acciones puede tener graves consecuencias para la unidad del partido y su capacidad para ganar las elecciones, además de que afecta negativamente la imagen pública de su partido y al mismo tiempo de su candidato.
Espero que el “fuego amigo ” sea intencional, usado como una estrategia para debilitar a los rivales dentro del partido y no sea una mala planificación de la campaña o de la falta de comunicación interna.

En resumen, nos encontramos en una “guerra sucia” electoral, pero sea como sea, la militancia dirá, si ella resultara candidata, #CONLACAMINOYONOCAMINO, pero me disciplino.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com