Connect with us

Mérida

FISCALÍA DERROCHA EN TINTAS

  • La empresa, de los hermanos Mauricio y Adrián Chami Lizárraga, únicos socios de esta empresa que prácticamente sólo existe para cobrar en la FGE, pues al buscarla en la Plataforma Nacional de Transparencia cuenta con una larga serie de contrataciones pactadas con el fiscal
  • Otro de los proveedores privilegiados ha sido la compra de bienes informáticos e instalación y conservación de los mismos con empresas como Gova Comunicaciones, que se adjudicó 17 millones de pesos

Redacción/Sol Yucatán

YUCATÁN. – El fiscal general del estado, Juan Manuel León, ha convertido su oficina en un despacho de contrataciones fáciles para proveedores amigos, a quienes entrega carretadas de dinero público del presupuesto de este organismo cuyo principal objetivo debió ser investigar los delitos y dar con los criminales, pero que se ha pervertido en un “cochinito” para empresarios de diversa índole.

Ya sea servicios de alimentación o equipo informático, la Fiscalía General del Estado (FGE) genera excesivos gastos en todo tipo de contrataciones, incluso en tintas tóner se ha generado un derroche durante este año, con una contratación de más de 2.6 millones de pesos.

El beneficiado fue el proveedor Comercializadora Estadio S.A. de C.V., propiedad de los hermanos Mauricio y Adrián Chami Lizárraga, únicos socios de esta empresa que prácticamente sólo existe para cobrar en la Fiscalía General del Estado, pues al buscarla en la Plataforma Nacional de Transparencia, cuenta con una larga serie de contrataciones pactadas con el fiscal Juan Manuel León.

Este 2023, Comercializadora Estadio S.A. de C.V. obtuvo el contrato número C/JUR/014-2023, resultado de la licitación pública “FGE-MATERIALES, UTILES Y EQUIPOS MENORES DE TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION Y COMUNICACION-002-2023”.

El monto fue de 2 millones 692 mil 605 pesos, firmado el 8 de abril del presente año, para el suministro de las partidas 1 y 2, cuyo principal objetivo fue la adquisición de más de mil 900 cartuchos de tinta tóner de la marca HP, en diversos colores.

En esa misma compra también se adquirieron CD grabables, DVD grabables, memorias usb de diferentes capacidades y sobres blancos para discos DVD y CD.

Toda esta adquisición sumó más de 2.6 millones de pesos, dejando en claro el derroche que se lleva a cabo desde la Fiscalía General del Estado, que controla Juan Manuel León de forma personalista.

Más y más gasto

Otro de los proveedores con gastos excesivos por parte la Fiscalía General del Estado ha sido la compra de bienes informáticos e instalación, reparación, mantenimiento y conservación de los mismos con empresas como Gova Comunicaciones S.A. de C.V., la cual se adjudicó 17 millones 674 mil 509.17 pesos con el contrato C/JUR/040-2022, firmado el 29 de agosto del 2022,

Entre los bienes adquiridos mediante tres partidas destacan servidores, switchs, sistemas de energía interrumpible, además del análisis y actualización de cableado de datos en el edificio sede, así como en sus instalaciones en Tizimín; Izamal; Hunucmá; Motul; Progreso; Maxcanú: Ticul; Tekax; San José Tecoh; Fidel Velázquez y Kanasín. Entre otros aspectos relacionados.

La empresa Gova Comunicaciones S.A. de C.V. está entre las más apapachadas por parte del fiscal general del estado, Juan Manuel León León, quien solapa el derroche sin sentido desde al mantener constantes gastos excesivos de más de 17 millones de pesos en un solo contrato.

En 2021 la misma compañía recibió un contrato por 319 mil 999.99 pesos para el servicio de mantenimiento y conservación de bienes informáticos, específicamente para la red inalámbrica de comunicación de voz y datos, incluyendo la sustitución de radios y/o antenas en caso de daño físico, con el expediente C/JUR/053-2021, firmado el 22 de diciembre de ese año.

En 2020 también encontró cabida en el presupuesto, cobrando 588 mil 83.73 pesos para la adquisición de bienes informáticos con el expediente C/JUR/25-2020.

La relación perniciosa entre proveedores cercanos y la Fiscalía viene de tiempo atrás, pues incluso desde antes de la entrada del fiscal Juan Manuel León, ya que desde 2019 ha cobrado diversos contratos menores por montos pequeños, y uno muy lucrativo justo ese año, con el expediente C/JUR/27-2019, suministró bienes informáticos por más de 1 millón 24 mil pesos.

Lo más llamativo es que al menos desde ese 2019, Gova Comunicaciones se ha dedicado a surtir bienes informáticos a la FGE, pero año con año lo vuelven a contratar para esa misma adquisición, lo que levanta sospechas si se trata de un esquema de desvío de recursos bajo esa burda justificación.

Mismo caso ocurre con los servicios de alimentación, que han beneficiado al empresario Alejandro José Baz Pinto, quien recibió de la FGE sendos contratos de adjudicación directa en 2022 y 2023, los cuales suman más de 5.7 millones de pesos.

Baz Pinto se dedicó principalmente al suministro de raciones de alimento para el personal de la FGE. Sin embargo, mientras los agentes del ministerio público, policías ministeriales y otros empleados de la FGE reportan malos tratos y pésima alimentación cuando se encuentran en alguna comisión, la dependencia paga millones de pesos al proveedor Alejandro José Baz Pinto, quien ha obtenido las contrataciones por la vía de la adjudicación directa.

Todo esto gracias al dedazo del fiscal Juan Manuel León, funcionario que, en lugar de procurar la justicia, solapa el sobrecosto por el servicio de alimentación para todos los elementos ministeriales distribuidos en la entidad, pues el proveedor recibió un contrato en 2022 y por el mismo servicio incrementó su costo para 2023.

Alejandro José Baz Pinto encareció el servicio de alimentación que brindó de un año a otro, pues mientras en 2022 fue contratado por 10 meses a un costo anual de 2.5 millones de pesos, para este 2023 su contrato de sólo 9 meses será por una suma anual de 3.1 millones de pesos.

En 2022 se trató del contrato con número de expediente C/JUR/004-2022, para adquirir mensualmente cuatro 4 mil 394 órdenes de comida, aproximadamente 3 mil 56 almuerzos y 800 cenas, con bebida incluida, para el personal de la FGEY, por un total de 2 millones 599 mil 490 pesos.

Pero para 2023, se le otorgó un segundo contrato mediante el expediente de adjudicación directa C/JUR/018-2023. Los servicios contratados son prácticamente el mismo, adquisición mensual de 4 mil 867 órdenes de comida, aproximadamente 4 mil 67 almuerzos y 800 cenas, con bebida incluida, para el personal de la FGE.

No obstante, aunque la compra de alimentos por volumen fue mayor, al proveedor José Baz Pinto fijó un costo mensual de 345 mil 508.33 pesos, IVA incluido, por el suministro de alimentos y bebidas a los agentes ministeriales; por lo que al finalizar el año el costo total será de 3 millones 109 mil 574.97 pesos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com