Connect with us

Mérida

DZIDZANTÚN : SAQUEO Y CORRUPCIÓN

* El alcalde priista, Ismael Puc Aguilar, ha estado envuelto en acusaciones de corrupción, tráfico de influencias, desvíos de recursos de programas estatales y federales, pero cuenta con “inmunidad” política.

* El edil ha sido acusado de comprar propiedades como casas, ranchos y de cuentas bancarias a nombre de sus hijas, esposa y compadres. Enfrenta cuatro acusaciones por actos de corrupción ante la Vice Fiscalía.

* La Comuna está plagada de aviadores donde tiene una nómina de trabajadores “fantasma”, de unas 800 personas a quien les paga 11 millones 500 mil pesos al año, con lo cual controlan la política del municipio.

Redacción/Sol Yucatán.

La familia Puc Aguilar, durante los últimos 15 años han dominado la política de Dzidzantún, respaldados por la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, debido a que Cornelio es cuñado de la ex mandataria yucateca al estar casado con Guadalupe Ortega Pacheco.

Durante sus mandatos han estado envueltos en acusaciones de corrupción, tráfico de influencias, desvíos de recursos de programas estatales y federales, sin embargo, cuentan con “inmunidad” política, por lo cual a pesar de que se les ha denunciado, las denuncias nunca han avanzado.

Ismael Puc Aguilar, actualmente es el alcalde de este municipio, ubicado en la llamada costa Esmeralda de Yucatán, donde se construirá la Riviera Maya de Yucatán.

El edil cumple su tercer periodo como alcalde y segundo trienio seguido, durante este tiempo el pueblo de poco más de 8 mil 300 habitantes está hundido en la pobreza, rezago educativo, marginación y corrupción de sus autoridades.

La Comuna está plagada de aviadores donde de acuerdo con datos de Sol Yucatán, tiene al menos tiene una nómina de aviadores de unas 800 personas, con lo cual controlan la política del municipio y literalmente asaltan las arcas municipales, sin que encuentre oposición.

Al mes gastan 960 mil pesos en aviadores, ya que en promedio a cada uno de ellos se les paga 1 mil 200 pesos mensuales, o lo que es lo mismo 11 millones 520 mil pesos al año, por ello el Ayuntamiento no ha invertido en obras de impacto social.

Ahora buscan que Gladys Lizama Guerrero, Presidenta del DIF Municipal, esposa de Ismael, “herede” la alcaldía del municipio, con lo cual prolonguen su cacicazgo y dominio en el municipio.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) la postulará, debido a que Puc Aguilar es de los pocos ayuntamientos que pagan su diezmo al PRI, siendo de los salvavidas del partido tricolor en época de crisis financiera.

El presidente municipal pretende postularse como candidato a la diputación local por esa demarcación.

El edil ha sido acusado de enriquecimiento ilícito a través del desvió de recursos de la Comuna, es acusado de comprar propiedades como casas, ranchos y de cuentas bancarias a nombre de sus hijas, esposa y compadres.

Ismael enfrenta cuatro acusaciones por actos de corrupción ante la Vice Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, por el desvío de recursos detectados por la Auditoria Superior del Estado de Yucatán (ASEY).

Por el desvío de 2 millones 498 mil 233.58 pesos y la otra por 40 mil 600 pesos, de su administración 2018.

Esto a través de apoyos sociales de programas del Gobierno del Estado, los cuales nunca entregó a los beneficiarios y en cambio se habría apropiado de los recursos.

Kari Celis Quijano, hija de una de las afectadas, explicó que fue a través de un documento de transparencia que se encuentran en la página web del ayuntamiento, donde se percató que en repetidas ocasiones aparecían sus nombres con cantidades de dinero pagadas y que en su totalidad suman 15 mil 500 pesos.

El edil fue denunciado también por Marlene L., y Risa P., a quienes intentó despojar de sus locales en el mercado municipal.

En el 2018, el propio gobernador, Mauricio Vila Dosal, acusó a Ismael Puc Aguilar de desvió de recursos, durante la auditoria el gobierno panista detectó el desvió de recursos de la dirección de educación primaria de la Secretaría de Educación, de la cual Aguilar Puc, era el titular en la administración de Rolando Zapata Bello.

En su momento, el gobierno de Vila Dosal denunció ante la Fiscalía el desvío de 588 millones de pesos durante el Gobierno de Zapata Bello, la mayor parte del dinero no justificado fue a través de la Segey.

El dominio de la familia Aguilar Puc se prolongó hasta el municipio de Mocochá, donde familiares suyos gobernaron durante más de 20 años. La última gobernante de la familia Aguilar en ese municipio fue en el 2018-2021 y fue Dulce María Aguilar Cruz, quien dejó la alcaldía en medio de acusaciones de presunta corrupción.

La familia Aguilar ha estado bajo la protección de los gobernantes priistas, en especial de Ivonne Ortega Pacheco por el parentesco que los une.

No hay que olvidar, que Ivonne Ortega Pacheco le debe mucho a la familia Aguilar Puc, debido a que a través de ellos la ex mandataria logró apoderarse de grandes extensiones de tierras en la zona de Dzemul y en la Costa, en especial en Santa Clara, que pertenece a Dzidzantún

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com