Connect with us

Policía

Bandas criminales cibernéticas

Redacción/Sol Yucatán

Una presunta red de corrupción operaria al interior de la Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán en la cual estarían involucrados altos mandos del centro de servicios de Yucatán.

La propia dependencia estatal, de acuerdo con investigaciones de Sol Yucatán, está coludida con grupos criminales que se dedican a la venta fraudulenta de vehículos por Internet a través de redes sociales.

Así como a la legalización de vehículos robados en otras partes del país, los cuales son reemplacados en Yucatán.

Aunque habría más funcionarios involucrados en la red, los directamente involucrados serían el comandante Carlos Ricardo Marsh Ibarra, director de registro y control vehicular del Centro de Servicios de Yucatán, y Julissa Navarrete, subdirectora de la unidad, quienes son los directamente responsables de aprobar licencias, cambio de propietario y emplazamiento.

Estas personas se encargan de la legalización de vehículos particulares, ya sea de Yucatán, de otros estados o del extranjero.

En los últimos 12 meses, fuentes de la Guardia Nacional de Yucatán aseguraron a Sol Yucatán que durante sus operativos de revisión en carreteras federales o en hechos de tránsito en su jurisdicción ha detectado 84 vehículos que tenían reporte de robo en otras partes del país, principalmente en la Ciudad de México y Estado de México.

Los vehículos tenían placas del estado, contaban con tarjeta de circulación, es decir, parecían legales, sin embargo, se detectó por medio del número de serie del motor, el cual es complicado de modificar.

Los automotores fueron adquiridos en lotes y por compra a terceros por redes sociales, los grupos de criminales operan por medio de estas modalidades.

La Unidad de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la República (FGR), dijo a Sol Yucatán que es complicado dar con estos grupos, debido a que en redes sociales operan con cuentas y perfiles falsos y en el caso de los lotes se van moviendo de un lugar a otro.

Irónicamente, desde el año pasado la SSP emprendió una campaña para prevenir las estafas en la venta de vehículos a través de redes sociales.

Es decir, de particulares que vendían sus automotores a través de Facebook y que delincuentes les pagaban con los llamados cheques de «goma» o transferencias inexistentes, sin embargo, nunca advirtieron sobre los vehículos “chocolate”.

El ingeniero Jorge Luis Ramos Cetina, representante de los vendedores de autos en Yucatán, indicó que detectaron grupos en redes sociales sobre la venta fraudulenta en la cual se engañaba a los habitantes y creaba un clima de inseguridad en la venta de vehículos que afectaba a más de 400 vendedores.

Aseguró que se denunció y pidió ayuda a la policía, sin embargo, nunca investigaron, ni actuaron para combatir a estos grupos.

El líder de los vendedores dijo que entre ellos mismos se agruparon y los comenzaron a «cazar», nosotros le pusimos un alto, sin ayuda de la Policía.

Ramos Cetina, explicó que estos grupos lucran con la buena voluntad de los yucatecos, «estos estafadores publican que, por una emergencia de salud rematan su vehículo a precio menos de la mitad».

Para hacerlo más creíble envían documentación, fotos y hasta placas, por último piden un anticipo, por lo general de 5 mil pesos, para apartarlos y tras recibir el depósito se bloquea la cuenta o cambian de perfil.

Explico que el año pasado tuvieron conocimiento de 20 estafas, sin que la autoridad haga algo para frenarlo.

Ramos Cetina dijo también que una compra segura se puede hacer en el tianguis, ubicado en la Central de Abastos, explicó que el tianguis ha crecido de tal manera que es único en su tipo en el sureste del país y es un importante motor de la economía.

De acuerdo a las estadísticas, semanalmente se venden 98 vehículos a un precio promedio de 60 mil pesos, lo que significa una derrama de 5 millones 850 mil pesos.

Al mes se venden 390 automotores con una derrama económica por 23 millones 400 mil pesos y al año por la venta de vehículos usados en el tianguis de Mérida se generan 280 millones 800 mil pesos por la colocación de 4 mil 680 automotores.

La derrama económica impacta y beneficia de manera directa en los ingresos del Gobierno Estatal, debido a que hacen cambio de propietario y en muchos casos de placas.

El costo de estos trámites es de 2 mil 53 pesos, por lo cual el Gobierno Estatal obtendría 9 millones 600 mil pesos.

Actualmente hay una pugna entre los tianguistas y el Ayuntamiento de Mérida, debido a que por la cantidad de vehículos el espacio queda pequeño y en algunos casos los vehículos ocupan otras áreas por lo cual agentes de la Policía llegan a desalojarlos.

Indicaron que ya solicitaron la ampliación del tianguis en una zona desocupada en la misma central de abastos, sin embargo Enrique Alcocer Basto, Coordinador Estatal de Protección Civil de Yucatán, se opone a ello. «No sabemos la razón, pedimos al alcalde que tome cartas en el asunto”, finalizó el líder de los vendedores Jorge Luis Ramos Cetina.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com