Connect with us

Policía

Yucatán, refugio de delincuentes

*Hay evidencia de las propias autoridades estadounidenses de que importantes capos de la droga vivían en lujosos conjuntos habitacionales de Mérida, junto con sus familias, y desde la entidad movían los hilos de la organización criminal

*En el Yucatán más pacífico han sido detenidos líderes de agrupaciones criminales de carteles como los Zetas, Jalisco Nueva Generación, del Golfo, Sinaloa, Acapulco, familia Michoacana, los Pelones y hasta un peligroso integrante de la agrupación terrorista islámica Hezbolá

*De acuerdo con datos de la DEA y autoridades de seguridad del gobierno de Estados Unidos, el propio gobierno del estado y las autoridades de seguridad saben de la presencia de estos líderes, sin embargo, existe un pacto no escrito para que la seguridad de la entidad no se vea comprometida a cambio de protección

*Redacción/Sol Yucatán*

La estafeta del estado más seguro del país ha sido uno de los grandes atractivos para que grandes capos de la delincuencia organizada o sus familias se instalen a vivir en Mérida o en municipios de Yucatán.

En el Yucatán más pacífico han sido detenidos líderes de agrupaciones criminales de carteles como los Zetas, Jalisco Nueva Generación, del Golfo, Sinaloa, Acapulco, familia Michoacana, los Pelones y hasta un peligroso integrante de la agrupación terrorista islámica Hezbolá.

Asimismo, hay evidencia de las propias autoridades estadounidenses de que importantes capos de la droga vivían en lujosos conjuntos habitacionales de Mérida, junto con sus familias, y desde la entidad movían los hilos de la organización criminal.

De acuerdo con datos de la DEA y el gobierno de Estados Unidos, el propio gobierno del estado y las autoridades de seguridad saben de la presencia de estos líderes, sin embargo, existe un pacto no escrito entre ambos para que la seguridad de la entidad no se vea comprometida a cambio de protección y dejarlos vivir en paz.

Eleazar M.R. alias “Chelelo”, una de las cabezas del Cártel de los Zetas fue detenido el 5 de diciembre de 2018.

El líder criminal vivió durante poco más de dos años en un lujoso conjunto habitacional en el Norte de Mérida. Durante ese tiempo montó varias empresas.

No se metía en problemas. Fue hasta que la DE, emitió una ficha roja de búsqueda y se comenzó a priorizar su detención.

El día de su captura, de manera fortuita, se realizó una revisión de rutina a una camioneta Chevrolet con placas de Quintana Roo en el fraccionamiento Montebello.

Fue extraditado a los Estados Unidos.

Roberto N.G. fue detenido en Buctzotz en enero de 2013. El narcotraficante ligado al Cártel de Sinaloa habría elegido la actividad de la ganadería para lavado de dinero de la estructura criminal, según la información aportada por la Procuraduría General de la República en ese momento.

El señalado había comprado ranchos en Tizimín. Fue liberado meses más tarde y volvió a ser detenido en 2017 en un retén de la Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán en la entrada de Tizimín.

Portaba armas y cartuchos de diferentes calibres además de chalecos y equipo táctico. Fue puesto a disposición de la entonces Procuraduría General de la República.

En octubre de 2014, en el fraccionamiento Pedregales de Tanlum, poniente de Mérida, fue detenido Lázaro R.G. alias “El Greñas”.

El delincuente fue detenido durante un partido de fútbol infantil donde jugaba su hijo.

En el 2015 fue detenido Flavio G.M., operador financiero de los “Caballeros Templarios”, el detenido era hermano de Servando Gómez Martínez alias “La Tuta”, líder del Cártel la Familia Michoacana que cambió de nombre a los Caballeros Templarios.

En 2014 fue detenido en el puerto de Chelem el líder del Cártel Independiente de Acapulco, Víctor G.B. alias “El Gordo”, quien llevaba más de un año de vivir en Yucatán.

Emilio G.B., líder de la célula del Cartel de los Beltrán Leyva en Mérida, fue detenido en 2010 en la carretera a Progreso. Había salido del exclusivo fraccionamiento Club de Golf la Ceiba.

Desde 2004 la entonces Procuraduría General de la República informó sobre la presencia en Mérida de José Enrique R. A. alias el “Mamito”.

Se le consideraba el tercero al mando de los Zetas que por esa época todavía formaba parte del Cartel del Golfo como brazo armado.

A este sujeto se le vinculó directamente con el homicidio de 12 personas cuyos cuerpos fueron abandonados en Chichí Suárez y Buctzotz.

Fue arrestado en el Estado de México y en sus declaraciones confirmó haber adquirido diversas viviendas en Mérida para otros integrantes de la delincuencia organizada que residían en la entidad.

Trabajaba bajo órdenes directas de Heriberto Lazcano el “Z1” y para Miguel Ángel Treviño Morales “Z40”. Fue uno de los más buscados por la DEA, que ofreció cinco millones de dólares por su captura.

Tirso M.S., alias “El futbolista”, vivió una larga temporada en Mérida, durante el juicio contra el Chapo, dijo a la corte que entre el 2003 y 2004 compró el Club de Fútbol Venados de Yucatán en 700 mil dólares.

Ignacio “Nacho” Coronel del Cártel de Sinaloa y Antonio “Tony Tormenta” Cárdenas Guillén, del Cártel del Golfo, forman parte de la lista que la DEA documentó como capos de la droga que encontraron en Mérida refugio.

También Osiel Cárdenas Guillen y el mismo Chapo Guzmán, vivieron en Mérida, según las fuentes, radicaron durante muchos años con su familia.

Juana Raquel A.T. alias “Raquel Alatorre”, considerada como miembro de un grupo terrorista e integrante de una agrupación criminal internacional lavaba dinero del narco y compró numerosas propiedades en Yucatán, operaba desde la colonia Pensiones.

En marzo del 2019, se detuvo a David Jesús S.B., alias “Canelo”, quien era buscado incluso por la DEA, debido a que en Quintana Roo asesinó a dos integrantes de la Marina. Estuvo escondido unos meses hasta que fue detectado por las autoridades yucatecas, quienes lo detuvieron y pusieron a disposición de las autoridades.

En el 2019, las autoridades yucatecas junto con las Federales, detuvieron al cubano Maikel Antonio R., y a la mexicana Susana “N”, por el delito de secuestro de ocho cubanos.

Asimismo, en el 2012, fue detenido en el fraccionamiento Francisco de Montejo, Rafic Mohammad Labboun Allaboun, presunto integrante de la organización terrorista libanesa Hezbolá.

En los últimos 30 meses la Policía yucateca ha realizado la detención de 25 criminales considerados de alta peligrosidad, al estar relacionados con homicidios, secuestro, violaciones o tráfico de drogas, que eran buscados en otras partes del país, quienes habían llegado a la entidad para esconderse, asimismo, abrieron negocios y mantenían un bajo perfil con la finalidad de pasar desapercibidos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com