Connect with us

Mérida

SAIDÉN, TRAS NEGOCIO DE 2 MIL MDP

*La familia del Secretario de Seguridad Pública de Yucatán, Luis Felipe Saidén Ojeda, se ha apoderado del transporte público en Mérida y Kanasín a través de la empresa ADO.

*Los gobiernos priistas le otorgaron las concesiones de la ruta de Kanasín, ahora Mauricio Vila les otorgó la concesión exclusiva del Va y Ven del Periférico y compraron la Alianza de Camiones con todas sus rutas.

*Actualmente la familia Saidén a través del ADO obtienen ganancias diarias por 480 mil pesos, poco más de 172 millones al año, pero quieren controlar todo el transporte de Mérida, lo que significa un negocio de 2 mil 160 millones de pesos al año.

 

Redacción / Sol Yucatán

El corporativo Autobuses del Oriente (ADO), cuyos socios mayoritarios son la familia Saidén, han utilizado los encargos en la estructura del Gobierno para monopolizar el transporte público de Yucatán.

Durante los gobiernos priistas de Ivonne Ortega Pacheco y de Rolando Zapata Bello se adueñaron de la ruta Mérida-Kanasín, que al día mueve a unas 50 mil personas.

 En el 2009, Ivonne Ortega le otorgó la concesión de algunas unidades de transporte público a Enrique Baxir Saidén, ya fallecido, padre del secretario de Seguridad Pública, a Luis Felipe Saidén Ojeda, Luis Saidén Quiroz, hijo del titular de la SSP y a Enrique Baxir Saidén, primo de Saidén Ojeda.

La concesión se registró en el mismo periodo en el cual la ex gobernadora le concedió la anuencia para operar transporte público en el Periférico de Mérida, donde los beneficiarios eran los mismos, como dio a conocer la investigación de Sol Yucatán

La concesión estuvo archivada durante más de 15 años, ya que la familia Saidén, a pesar de conocer la necesidad de la gente por desplazarse en el periférico, ante el crecimiento de la Ciudad en los alrededores y después del Periférico, no invirtieron en la ruta, fue hasta que el actual gobernador, Mauricio Vila Dosal, como pagó para que siga al frente de la seguridad de Yucatán activó el sistema de transporte público Va y Ven, donde el gran beneficiario fue precisamente para la familia Saidén.

En su primera etapa el Gobierno panista le otorgó la concesión para operar de manera exclusiva la ruta del Periférico.

La ruta es un negocio seguro, ya que el Gobierno, no sólo le puso en bandeja de plata un jugoso negocio a una de las familias más poderosas y ricas de Yucatán, sino que le financió a la empresa la adquisición de una flotilla de autobuses pagaderos a 15 años, cuyos recursos se obtuvieron endeudando al estado.

De acuerdo con datos de la Agencia de Transporte de Yucatán, dirigida por Rafael Hernández Kotasek, al día el Sistema del Va y Ven, mueve a 40 mil personas por día, lo que representa un negocio diario de 480 mil pesos, 14 millones 400 mil pesos al mes y 172 millones 800 mil pesos por año.

No hay que olvidar que Hernández Kotasek, el gobierno de Mauricio Vila con la ayuda de los diputados panistas, lo perpetuó en el cargo al nombrarlo por 18 años al frente de la Agencia, es decir, para cuidar el negocio de Vila y Saidén, a través de la agencia, de manera similar como lo hizo en la Fiscalía General del Estado y con la Agencia de Investigación Financiera y Patrimonial, donde colocó a Juan Manuel León León y Olga Rosas Moya, respectivamente, quienes lo protegerán en sus negocios inmobiliarios, cuando ya no esté en el Gobierno.

El gobierno de Mauricio Vila estranguló a la Alianza de Camioneros de Yucatán (ACY) hasta llevarlos a la quiebra.

Esta situación fue aprovechada por el corporativo del ADO, quienes compraron las acciones y derechos de la Alianza.

No se sabe la cifra exacta de la operación, sin embargo, la adquisición de la Alianza, no incluyó la flotilla de camiones, debido a que están en mal estado y no les serviría para su negocio.

Ante esta situación a través de Facebook la empresa camionera está vendiendo los autobuses en 350 mil pesos.

Con la compra que significó muchos ceros, ADO se adjudicó las rutas que cubría en las colonias del Sur de Mérida, así como las comisarías ubicadas en esa zona, además de Villas Oriente y Villas del Oriente en Kanasín, donde operará él Va y Ven.

Es decir, el ADO ya tiene monopolizado el transporte público de Mérida, lo que se realizó a través de los gobiernos priistas y panistas.

Cuando comience a operar la empresa camionera de la familia Saidén, será quien más rutas tenga en Mérida, donde todos los días más de 500 mil personas utilizan el transporte público, lo que en su momento representará un negocio de 6 millones por día, 180 millones al mes y 2 mil 160 millones de pesos por año.

Asimismo, chóferes del Va y Ven denunciaron que el moderno transporte de Yucatán no es como lo pintan y hacen creer a la ciudadanía a través de la mercadotecnia.

Detrás de los modernos camiones que transitan en diferentes puntos de Mérida, se esconden historias de explotación y clavario, que incluso ponen en peligro a los miles de usuarios que todos los días utilizan el transporte público.

Los operadores del transporte público, en entrevista con Sol Yucatán, denunciaron que sufren de explotación laboral y un calvario.

En rutas como Las Américas, Francisco de Montejo, Pensiones, Chenkú, Konchen, entre otras, que son operadas por Minis 2000 los operadores laboran en la modalidad de 24 por 24.

Laboran turnos muy largos donde sólo tienen entre 2 y 3 horas para dormir.

De acuerdo con las investigaciones de Sol Yucatán, los operadores tras concluir su turno entre las 11 y 11:30 de la noche, se trasladan al encierro en el periférico Poniente, donde entregan el camión para constatar las condiciones, luego lo meten a lavado y limpieza, por lo cual duermen entre la 1 y 1:30 de la madrugada lo cual lo hacen en el piso del camión, ya que no existen dormitorios como lo había planteado el Gobierno Estatal.

Entre las 4 y 4:30 de la madrugada se levantan para verificar el autobús y calentar el motor, para luego trasladarse a su paradero e iniciar su turno.

Algunos de los accidentes en los que se han visto involucrados los autobuses se debe precisamente por el cansancio y las largas jornadas a las que se ven obligados a trabajar.

Asimismo, denunciaron que les pagan los días festivos como marca la ley, ni tampoco les dieron su aguinaldo como estaba estipulado, lo cual sería de 20 días, es decir, les correspondería 10 mil pesos, sin embargo, sólo les entregaron 4 mil pesos.

En la empresa son 65 operadores por lo cual, no se sabe a donde fue a parar los 390 mil pesos de los aguinaldos y los 195 mil pesos correspondientes a los tres días festivos trabajados. No se sabe si se le quedó al grupo Canto, dirigida por Teddy Canto o al Gobierno del Estado.

“No sabemos si el Gobierno o Minis 2000 se está quedando con el dinero”, precisaron los entrevistados.

Los operadores no renuncian, debido a que es su única fuente de empleo y la mayoría tiene antigüedad, ya que han estado trabajando por años en la empresa Minis 2000 que ahora pertenece al sistema del Va y Ven, controlada por el Gobierno del Estado.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com