Connect with us

Mérida

PoderJudicial violenta derechos de mujeres

*La Juez del juzgado primero de oralidad familiar, Cecilia Margarita Palomo Cifuentes, violenta y re victimiza a mujeres que tuvieron la mala fortuna de caer en su juzgado.

Por Alfredo Griz Cruz/ Sol Yucatán.

En el Poder Judicial de Yucatán casualmente son las mujeres jueces las que más violentan los derechos de las propias mujeres, dicho esto y como si fuera una película de terror, la Juez del juzgado primero de oralidad familiar, Cecilia Margarita Palomo Cifuentes, violenta y re victimiza a mujeres que tuvieron la mala fortuna de caer en su juzgado.

Una activista de quien solo mencionaremos por respeto sus iniciales, LLG, lleva desde el año 2014 librando una lucha asimétrica con esta juez, a quien ha revictimizado de varias formas y en muchas ocasiones, pues el expediente 685/2014 que está radicado en ese juzgado, literalmente se encuentra empantanado.

Esta juez le ha hecho la vida un infierno a la mencionada activista, incluso en el 2022 se atrevió con mucho dolo a solicitar la suspensión de la pensión alimenticia que le fue otorgada por otro juez, dejando al garete y en desigualdad económica a la activista.

La violencia institucional que se ejerce en los tribunales de Mérida Yucatán es alarmante, pues de 853 sentencias en materia familiar sólo fueron estudiadas las causales de pensión alimenticia y de guarda custodia de 34 casos, los cuales han transcurrido años de litigio
De los más de mil expedientes que hay en ese juzgado hay casos que llevan más de 15 años y no han podido resolverse y los que ha resuelto la mencionada juez lo ha hecho beneficiando a la parte contraria y no a la demandante o víctima.

Pareciera raro, pero esta violencia institucional generada por mujeres en contra del mismo género ha generado alertas en la judicatura, donde ya radican muchas quejas contra jueces como la que ahora está en cuestión.
Y es que literalmente y pese los esfuerzos de tener una agenda para la igualdad sustantiva en Yucatán, son las propias mujeres que desde la palestra del Poder Judicial detienen estos esfuerzos de hacer más democrática y sustantiva el acceso y la procuración de justicia en la entidad.

Y es que es evidente que la ley y la justicia no tiene género, se debe aplicar por igual a ambos sexos, tanto masculinos como femenino, sin embargo, también no se puede perder de vista que los jueces en Yucatán no tienen una buena perspectiva de género, no los mueve la legalidad ni la justicia, lo que les mueve es el dinero, el escalar más alto dentro del poder judicial, es hacer favores especiales, o pagar facturas políticas por tener el cargo de servidores públicos que ostentan.

Lo mismo sucede con Ministerios Públicos que protegen a delincuentes, no importando tampoco el género, sea mujer u hombre, pero lo que tratamos de explicar a nuestros lectores es que en Yucatán la procuración de justicia y la impartición de justicia no tiene paralelos, se persigue y enjuicia a petición o a pago de favores, sin importar el género, pero en este caso quien violenta es una mujer y la violentada es otra mujer, pues dejan en franca evidencia que obviamente no hay una perspectiva de género en el Poder Judicial de Yucatán.

Como referente exponemos este caso de esta juez que ya tiene muchas quejas de todos los expedientes que obran y radican en el juzgado donde labora, sin embargo, solo esta persona está violentando a más de 300 personas, hombres y mujeres.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com