Connect with us

El País y el Mundo

Convocatoria del Dr. Simi: lo mismo pero más barato

Por Hidalgo Victoria

El pasado 26 y 27 de junio las dirigencias del PAN, PRI Y PRD, presentaron su propuesta de convocatoria y lineamientos para elegir al responsable nacional para la construcción del Frente Amplio por México. En este artículo analizamos algunos de los puntos principales, como los siguientes:

Los interesados en registrarse como aspirantes a la candidatura deberán recabar 150 mil firmas que servirán para formar un primer y gran padrón de electores.

En una primera instancia Creel propuso 1 millón de firmas, luego de que Lilly Téllez y otros personajes pidiera que se redujera el número, se hablo de 250 mil, y terminó en 150, pero no se menciona algún candado para que ese número refleje un porcentaje de representación en al menos la mayoría del territorio estatal.

Además no se aclara si una misma persona podrá apoyar solamente a una persona.

Y se señala que al firmar de apoyo me estoy comprometiendo a sostener ese voto. Difícilmente el PAN que cuentan únicamente con 250 mil afiliados en todo el país, y en el PRD donde ya no tiene registro estatal en varios estados, pudieran tener esa cifra, además de que cierran la puerta a la participación de militantes de partidos distintos a la coalición, especialmente a los de la 4T.

El partido con mayor número de afiliados hasta ahora es el PRI, quien tendría ventaja en este aspecto.

Para tener un comparativo, en 2018 a quienes aspiraban a la candidatura independiente para la elección presidencial se les requirió de entrada un total de 866,595 firmas, que estuvieran representando al menos 17 entidades. Estamos hablando de una sexta parte del 1%, y sin requisito de la presencia de la mayoría de estados.

Precisamente en 2018, varios aspirantes, como Jaime Rodríguez, el Bronco, Armando Ríos Pïtter y Margarita Zavala, a quién el INE reportó con 489 mil firmas hechas por ciudadanos que no aparecían en lista nominal y casi 7 mil con documentos no válidos. No señalan garantías de certeza en el proceso de recolección de firmas.

• Los que hayan logrado recabar las firmas, pasarán a un «gran foro de exposición por México»; posteriormente, se aplicarán tres encuestas: en tierra, digital y telefónica, con el propósito de determinar quiénes son los tres aspirantes más competitivos. Esa tercia pasaría a la siguiente etapa.

Solo se menciona a una encuestadora, no especifica metodología ni quien decidiría la empresa encargada. Tampoco señala si habría encuestadoras espejo, y si los aspirantes pudiera proponer encuestadoras de su confianza. Tampoco señala si pudieran o no poner representantes que acompañen a los encuestadores.

• Paralelamente, se creará un comité -con siete integrantes de la sociedad y seis de partidos- que será el encargado de preparar un esquema de elecciones primarias. Simultáneamente, se desarrollarán al menos cinco pasarelas.
No señala cuales serían las funciones y responsabilidades de este Comité.

De entrada ya renunciaron los integrantes originales propuestos, en donde se encontraban varios ex consejeros electorales del INE.

• El proceso seguiría con la aplicación de una última encuesta con valor del 50 por ciento y la votación en urnas de los ciudadanos que hayan decidido participar, en al menos 300 centros, lo que representaría el otro 50 por ciento.
No se cumple con el principio de una persona, un voto, una silla. Si habláramos en monetario, el voto de cada ciudadano solamente valdría 50 centavos de un peso que debiera valer. La encuesta digital valdría 16.7 centavos, al igual que la de tierra y la telefónica.

Como es muy difícil que a una sola persona le toque participar en las 3 formas de encuesta, podemos afirmar que el voto de cada quien nunca alcanzar el 100%.

Algunos privilegiados estadísticamente tendrían la probabilidad de estar en 2 de las modalidades, con lo que llegarían a 83 centavos. Quien participe en una de las modalidades, tendería su voto un valor de 66.7 centavos.
Entonces el valor del voto de cada quien sería muy distinto, quitándole efectividad a unas primarias abiertas en donde los electores que cubran el perfil que señala el Comité Electoral, acudirían a ejercer su voto, pero rasurado a la mitad.
Se instalarán 300 centros de votación

Es un número que privilegia a las clases medias y altas, por la facilidad de transporte y también a a quienes viven en zona urbana, que es donde se ponen este tipo de centros de votación. Cabe recordar que para la revocación del mandato, el INE instaló 57 mil casillas en lugar de las 160 mil que debía haber instalado conforme a la ley.
Esto contribuyó a una baja participación por la lejanía de las casillas de los votantes.

Imaginemos que complicaciones se darían con 300…

En síntesis, este instrumento que presenta la coalición va por México, no es democrático, coarta la participación libe de la ciudadanía, deja en manos de las cúpulas de los partidos las decisiones importantes del proceso, y en lo personal, imagino que no despertará gran interés por participar en el mismo.

Se esperaba un mayor compromiso democrático, lo que ha generado que diversos aspirantes y propuestas para desempeñarse como árbitros de la contienda, decidan bajarse

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com