Connect with us

Mérida

Burla y cinismo para los grupos vulnerables

Columna Políticamente Incorrecto
Dr. Santiago Alamilla Bazán

En el sistema político mexicano, para garantizar el acceso al poder público a todos, existen una serie de segmentos poblacionales que los partidos políticos tienen la obligación de llenar para que la representación popular sea lo más cercano posible a la configuración real de la población mexicana.

Debido a esto, se establecen una serie de grupos llamados vulnerables o minorías como lo son la comunidad lgbt, los afromexicanos, los discapacitados, los migrantes y las poblaciones indígenas. De acuerdo con los lineamentos del INE, para esta elección de 2024, cada partido debió postular al menos 63 espacios entre diputados federales y senadores, con personas que pertenezcan a estos grupos poblacionales.

La numeralia resultó en 39 candidaturas indígenas, nueve para personas con discapacidad, seis espacios para migrantes, cinco para descendientes afromexicanos y cuatro para la diversidad sexual.

Desde el año de 2017 se comenzó a establecer estas cuotas que son conocidas como “acciones afirmativas” y que persiguen el objetivo que miembros de estos grupos estén debidamente representados en los congresos, a efectos de que el proceso legislativo sea incluyente y recoja el sentir de estas comunidades para que sus necesidades y causas queden inscritas y contempladas en el cuerpo de leyes del estado mexicano.

De acuerdo con una minuciosa investigación de las reporteras Scarlett Lindero y Lidia Flores, del portal “La Cadera de Eva”, solamente dos partidos políticos nacionales, el Verde Ecologista y Movimiento Ciudadano, cubrieron esta cuota, y en ambos casos las excedieron, al proponer 72 espacios para grupos vulnerables por parte del verde, y 176 posiciones para el caso de Movimiento Ciudadano, ni el PRI, ni el PAN, ni mucho menos los de morena cubrieron al menos la cuota mínima de 63 personas de grupos vulnerables.

De acuerdo con este análisis tan detallado, el PAN cumplió en un 88%, el PRI con 76 por ciento, morena apenas superó el 92 por ciento y el Partido del Trabajo quedó igual que el PAN, abajo con un 88 por ciento. El PRD quedó cerca con 62 de 63 pero aún así, no cumplió.

Es decir que solo dos fuerzas políticas de siete que tienen registro nacional y entre los que no se encuentran los institutos políticos más fuertes como morena, PRI y PAN, cumplieron en lo que el INE les pidió para postular a personas que pertenezcan a al menos uno de los cinco grupos considerados como vulnerables.

A pesar de que algunas personas entran a las postulaciones como parte de estos grupos, en algunos de los casos solamente se trata de una simulación ya que, aunque finjan autopercibirse como parte de estas minorías, en realidad no pertenecen a ellas, y solamente le apuestan a la posibilidad que nadie impugne sus candidaturas y de esta manera puedan acceder a un cargo de elección popular que debiera estar destinado para una persona que realmente pertenezca a estos grupos.

En lo que va del proceso electoral, el INE ha retirado 23 candidaturas que estaban supuestamente ocupadas por personas de grupos indígenas pero que no pudieron constatar que tengan eso morígenes. En Yucatán lograron mantenerse en el primer barrido los polémicos Zacarías Curi y Abraham Macari, personajes que, según ellos, representan a la etnia maya y se autoperciben como indígenas mayas, una verdadera burla para cualquier persona nacida en Yucatán; estado que por cierto mantiene un alto porcentaje de población de origen autóctono y donde incluso, de acuerdo con cifras oficiales del INEGI, más del 23 por ciento habla la lengua maya; sin embargo los libaneses Zacarías y Macari, que evidentemente lo único maya que mantienen es el personal del servicio doméstico en sus respectivas casas que nada tienen de maya, serán si el tribunal electoral no dice otra cosa, candidatos a una diputación federal representando al pueblo maya.

Esta burla tan evidente, se da también en que a pesar de que los partidos postulan a personas que sí pertenecen a las minorías, los colocan en distritos y posiciones donde difícilmente lograrán llegar al poder, algo así como la postulación de Rommel Pacheco contra Cecilia Patrón, lo cual ya se ha convertido en algo meramente testimonial, así como para decir que se propuso a un candidato, aunque todos saben que tiene más posibilidad de sacarse el melate que aspirar realmente a ganar la contienda. Así como este caso abundan los que envuelven a candidatos de los grupos vulnerables que son anotados para competir en posiciones donde no tienen la mínima oportunidad de salir victoriosos.

Según el análisis de la Cadera de Eva, en cuanto a las cuatro plazas para personas pertenecientes a la comunidad LGBTIQ, el PAN, el PRI y el PT solo propusieron a dos, como si faltaran militantes de estas características, en especial en el PAN Yucateco que se encuentra saturado de militantes que pertenecen a esta población pero que no son tomados en cuenta, y en vez de eso postulan en esa posición a personas que abiertamente expresan su hetrerosexualidad bastante claramente. El PRD, el Verde y Morena excedieron lo que se les pidió y morena apenas cubrió las cuatro plazas mínimas que le pidieron.

En cuanto a las personas con discapacidad, solamente MC cumplió e incluso excedió la cuota que fue de 39 personas y postuló a 84, pero ninguno de los demás partidos llegó a la cifra mínima pedida por el INE, siendo el PRI el que menos discapacitados propuso con únicamente 24 de 39.

Queda claramente expuesto que los cargos de elección popular para grupos vulnerables es otro de los aspectos que los partidos políticos se pasan por el arco del triunfo y no les preocupa en absoluto representar a estos sectores de la población, aunque se tomen muchas selfies y abarroten sus redes sociales autoproclamándose como los defensores del pueblo. Una verdadera pena.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com