Connect with us

Portada

FARSA EN OBRAS PÚBLICAS

Aref Karam Espósitos es señalado en múltiples ocasiones por presuntamente promover el pago de moches en el Sistema Estatal de Obra Pública.

El titular de la Secretaría de Obras Públicas del Estado, Araf Miguel Karam Espositos, mueve el pandero en el multimillonario presupuesto (mil 700 millones de pesos) para proyectos de infraestructura en la entidad

Aunque los contratos no salen a través de su dependencia, es él quien palomea y supervisa la ejecución de miles de millones que ejecutan otras instancias como Inccopy, Imdut o Idefeey
Este año cacareó en varias ocasiones el proyecto de rehabilitación del Teatro “José Peón Contreras”, donde se han gastado más de 13 millones de pesos en dos contrataciones por adjudicación directa

José González /Sol Yucatán

Aunque no realiza las contrataciones multimillonarias directamente, el funcionario Araf Miguel Karam Espósitos es quien mueve los hilos detrás del abultado presupuesto que se aplica en la entidad a través de diversas dependencias, dado que todo proyecto de inversión que se lleve a cabo debe pasar a través de la Secretaría de Obras Públicas del Estado (SOP).

Si bien el Código de la Administración Pública de Yucatán define a esta secretaría como un simple órgano normativo que formula, regula, instrumenta, conduce y evalúa las políticas y programas para la ejecución de obras públicas, sí es a través de esta dependencia donde se delinea el millonario presupuesto que será ejecutado a través de otras instancias para la realización de las contrataciones vía licitación o adjudicación directa, por lo cual el titular de la SOP, Araf Miguel Karam Espósitos, ha tenido gran influencia en la elección de los proveedores que son beneficiados con el dinero público.

Claro ejemplo de ello ocurrió durante una comparecencia en el Congreso del Estado durante febrero de este año, como parte de la glosa del cuarto informe, Karam Expósitos afirmó que durante el 2022 se llevaron a cabo 4 mil 423 acciones de inversión en infraestructura, con una inversión de 1 mil 733 millones de pesos que pasaron por su dependencia, la SOP, pero que fueron ejecutados a través de otras instancias como Inccopy, Imdut o Idefeey, que son las encargadas de ejecutar el presupuesta que él palomea, y de beneficiar a los proveedores que previamente se registraron con él para participar.

Moviendo el pandero detrás de las contrataciones, Aref Karam Espósitos ha sido señalado en múltiples ocasiones por presuntamente ser quien promueve el pago de moches por cada proyecto que se realiza en la entidad, mediante el Sistema Estatal de Obra Pública para la Infraestructura Física, y al ser el encargado de supervisar la ejecución, detenta el control sobre los proveedores que prefieren tenerlo bien “comprado” antes de ganarse su enemistad.

Uno de los proyectos donde ha sido más visible su influencia para manipular las cosas a su antojo ha sido el rescate del Teatro “José Peón Contreras”, inmueble en el cual se han invertido recursos públicos desde su tiempo como funcionario municipal.

A principios de este año, el titular de la Secretaría de Obras Públicas afirmó que habría una inversión importante para su rescate, lo que ha redundado en contrataciones por más de 13 millones de pesos a través del Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey).

El proyecto ha sido cacareado una y otra vez por parte de Aref Miguel Karam Espósitos, quien ha influido en las dos contrataciones que fueron realizadas a través de Idefeey.

Se trata de los expedientes IDE-23-OP-DIRECTA-008, liberado mediante adjudicación directa para la rehabilitación del Teatro “José Peón Contreras”, que fue entregado a favor de la empresa Planisur S.A. de C.V., por 10 millones 387 mil pesos más el IVA, por lo que se trató de una cifra final de más de 12 millones de pesos, y que se celebró el pasado 14 de julio de este año.

Planisur S.A. de C.V. es una empresa perteneciente a uno de los viejos conocidos del secretario de Obras, pues de acuerdo al Registro Público del Comercio está asentada a nombre de Jorge Alberto Cetina Arceo, miembro de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación estatal, en donde Aref Karam Espósitos cuenta con amplia influencia.

El objeto de esta multimillonaria contratación fue para la “Rehabilitación del Teatro José Peón Contreras (Primera Etapa)”, los trabajos debieron iniciar el 17 de julio del 2023, y concluir a más tardar el próximo 28 de diciembre, pero están en duda los avances a pocas semanas de que se venza el plazo que es de 165 días naturales.

Además, hubo otra contratación referente a este espacio cultural, se trató del expediente

IDEFEEY-23-ADQ-AD-007, de adjudicación directa a través del Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán, el cual fue a favor de la empresa Barracrel S.A. de C.V., originaria de la Ciudad de México y representada por Celso Luis López Contreras.

Esta empresa foránea recibió por adjudicación directa 1 millón 77 mil 596.21 pesos más el IVA, con un monto final de 1 millón 250 mil pesos, para el “Equipamiento del Teatro José Peón Contreras (Primera Etapa)”; el plazo de entrega de los bienes debió realizarse en un plazo de 45 días naturales en un periodo comprendido entre el 4 de agosto al 17 de septiembre de este año. Aunque no se especifica de qué bienes se trató, pues el documento público no incluyó los anexos del contrato directo.

En total, tan sólo en este proyecto se erogaron 13 millones 300 mil pesos, lo cual es tan sólo una parte de los miles de millones que pasan por la aprobación de la Secretaría de Obras Públicas del Estado (SOP), que aunque son ejecutados por otras dependencias, pasan por el visto bueno del titular Aref Miguel Karam Espositos.

Mueve los hilos
Karam Espositos se ha caracterizado por mantenerse fuera del ojo público, pese a ser quien manipula en el trasfondo el enorme paquete de obras que año con año benefician a los proveedores predilectos de esta administración, tan sólo durante 2022 tuvo bajo su control más de 1 mil 700 millones de pesos según sus propias declaraciones, siendo él el poder detrás de la repartición de contratos a diestra y siniestra.

Detrás de este funcionario también hay serias sospechas por los conflictos de interés que mantiene con ciertas empresas y grupos de poder, por ejemplo, en su declaración patrimonial más reciente afirma que antes de ingresar al servicio público, su último empleo en la iniciativa privada fue en la empresa CL Construcciones S.A. de C.V. No obstante, esto revela una de las facetas más incriminantes en su contra, pues de acuerdo con el Registro Público del Comercio, esta empresa pertenece a las socias Landy Loeza Ávila y Yazmín Cuevas Negrón, ésta última persona se encuentra dentro de la nómina de la Secretaría de Obras Públicas, agarró hueso con su ex empleado, puesto que Araf Karam Espositos la puso como directora de Enlace y Vinculación, sin importarle el grave conflicto de interés de colocar en un cargo público a su ex empleadora y dueña de CL Construcciones.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com