Connect with us

Opinión

EL JUEGO DE LA AVARICIA Y EL PODER

* los tres partidos hegemónicos en Yucatán van a gastarse más de 136 millones de pesos en este año. ¿Le parece que es mucho dinero? ¿Qué beneficio recibe la ciudadanía de este dinero público que se van a gastar impunemente los políticos?

Redacción/Sol Yucatán

Los yucatecos han compartido el poder entre familias e intereses, no entre partidos. Tanto en la gubernatura como las diputaciones y alcaldías, son los mismos apellidos los que se alternan el poder, igual ha pasado con los recursos públicos, con miles de millones de pesos del presupuesto gubernamental, y en esta elección del 2 de junio, no es la excepción, pareciera que se trata de no dejarle nada al que viene detrás, como si fueran pleitos añejos de familias que se disputan herencias, propiedades y riquezas, que se matan por quedarse con el patrimonio, solo que a diferencia de las familias cuando el patrimonio es familiar, aquí se trata del dinero del gobierno.

Y lo mismo se da por la disputa de la gubernatura con un presupuesto de 40 ó 50 mil millones de pesos al año, más lo que se acumule, que con el municipio más pequeño que puede tener 5 ó 10 millones de pesos de presupuesto.

¿Cuánto van a derrochar los partidos poderosos de Yucatán en este año electoral?
En la columna anterior hablamos de la supervivencia de los minipartidos, necesitan sumar votos para seguir chupándose el presupuesto, no hacen nada, no hay eventos, no hay participación, no tienen propuesta que mejore al pueblo pero en promedio se llevan este año 12 millones de pesos, alrededor de un millón mensuales cuando un trabajador yucateco promedio gana 10 ó 12 mil pesos mensuales.

Del otro lado, los tres partidos hegemónicos en Yucatán van a gastarse más de 136 millones de pesos en este año. ¿Le parece que es mucho dinero? ¿Qué beneficio recibe la ciudadanía de este dinero público que se van a gastar impunemente los políticos?

¿Por qué quieren estar en la dirigencia del PAN, del PRI y Morena los políticos?
¿Por qué Huacho desplazó hasta correr de la dirigencia estatal a Alpha Tavera, además de que también la excluyeron de cualquier candidatura?
A la vista no hay otra respuesta, más que por dinero, por decenas de millones de pesos a libre disposición cuando se les antoje.

Claro que tienen que entregar cuentas, pero es muy fácil buscar la manera de cuadrar los números y justificar cosas que nunca se hicieron o se dieron, pero que según los partidos, costaron millones de pesos y así ya se quedan con el dinero de manera limpia y sin remordimientos.

Alpha Tavera no estaba en el ánimo del candidato de Morena, su partido y desde luego que Joaquín Díaz Mena tampoco estaba en el ánimo de la ahora exlideresa y exalcadesa de Valladolid que no iba a permitir que los recursos del partido se fueran a la campaña en actividades que él decidiera, no ella.

¿Habrá influido también la condición de mujer de Alpha Tavera en la dirigencia para tener el desprecio del candidato guinda?
Conste que son preguntas, las mujeres que tratan con Huacho sabrán si el hombre es misógino, machista y no privilegia la igualdad y equidad de género, por cierto también está peleado a muerte con Verónica Camino.

¿Coincidencias?

Vamos a las cifras.

Hablando de Morena, el partido recibe para su disposición en este año, 26 millones 700 mil pesos, más un millón ochocientos mil pesos para actividades específicas y 13 millones 367 mil pesos para las campañas, en total más de 42 millones de pesos.

El PRI recibe para su gasto del partido 24 millones 605 mil pesos, más un millón 722 mil para actividades específicas, y otros 12 millones 302 mil pesos para promover el voto, en total más de 38 millones de pesos.

Y el PAN que es el que está en el poder recibe más que los otros dos, 35 millones 779 mil pesos para actividades ordinarias, 2 millones 504 mil pesos para actividades específicas y 17 millones 889 mil pesos para promover el voto, en total más de 56 millones de pesos.

Y si me preguntan si a sus candidatos les van a compartir el dinero, la respuesta es no. Lo que van a hacer es comprarles gorritas, camisetas, abanicos y cualquier otra cosa que sirva para justificar que promueven el voto y gastarse el dinero.

Y los candidatos lo aceptan, no esperan nada del partido, con haber logrado ser candidatos es su primera meta y ganar desde luego la elección, obvio que cada candidato buscará la manera de financiar su campaña, prometiendo cosas a sus patrocinadores y gastándose el presupuesto aún antes de que ganen y puedan disponer de él.
Y sus patrocinadores aceptan, porque es el juego de la avaricia y el poder.

Muchos millones de pesos para políticos, mientras más de dos millones de yucatecos son pobres y muchos de ellos viven en la miseria extrema, aunque el gobernador Mauricio Vila diga lo contrario

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Diario Por Qué! Manda tu denuncia a: gonzalezcamarajose@gmail.com