Mérida

Grandes edificios, con 1 millón 400 mil habitantes en la pobreza en Yucatán

* Mauricio Vila Dosal derrochó más de 220 millones de pesos en publicidad y realiza giras faraónicas en diferentes partes del mundo con dinero del pueblo, mientras el Estado se hunde en la pobreza, según cifras del Coneval

*Ramírez Marín dijo: “no es posible que se presuma a nivel nacional de “grandes edificios de departamentos mientras sigue habiendo falta de agua potable en colonias llenas de personas que la requieren, no podemos presumir un desarrollo que se da únicamente en algunas partes”

Los hechos hablan y no maquilla cifras, es la cruda realidad. Mauricio Vila Dosal derrochó más de 220 millones de pesos en publicidad y realiza giras faraónicas en diferentes partes del mundo con dinero del pueblo, mientras tanto más de un millón 400 mil habitantes de Yucatán viven en pobreza o pobreza extrema, según cifras del del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
De acuerdo con el informe del total de personas que viven en la miseria en la entidad el 21.8 por ciento sufre rezago educativo, sólo el 24.7 por ciento tiene acceso a los servicios de salud, el 49.4 por ciento a la seguridad social, 12 por ciento a la calidad de espacios dignos y vivienda, el 36.4 por ciento a los servicios básicos en sus hogares, como lo es el agua potable y el 24.6 por ciento a una alimentación balanceada y nutritiva.
Dichas cifras demuestran la gran cantidad de yucatecos que no tienen acceso a educación, vivienda, servicios básicos, alimentación e incluso atención médica, indicó el Senador Jorge Carlos Ramírez Marín, en el marco del Día Internacional de la Justicia Social, un tema en el que se les queda a deber a los yucatecos.
“En mi experiencia como Senador he comprobado que con voluntad se puede llevar salud digna a las personas que más lo necesitan, con un poco de esfuerzo y poniendo como prioridad las cosas importantes para los yucatecos, de verdad cambiaríamos la situación del estado”, indicó.
Dijo que no es posible que se presuma a nivel nacional de “grandes edificios de departamentos mientras sigue habiendo falta de agua potable en colonias llenas de personas que la requieren, no podemos presumir un desarrollo que se da únicamente en algunas partes
“No se puede hablar de justicia social si tenemos a una sola familia que no sabe qué va a comer hoy, madres de familia que no sabe si podrá costear los medicamentos de sus hijos, padres que no sabe si podrá mandar a los suyos a la escuela, porque no hay dinero ni para eso, para lo más básico y elemental”, enfatizó.
Es por ello que, Ramírez Marín ha emprendido una serie de acciones dentro y fuera del Senado de la República, apoyando y promoviendo iniciativas que impacten de manera directa en el bienestar de los ciudadanos.
Temas como el de la Reforma Laboral, el incremento del salario mínimo y la aprobación del descanso laboral de los trabajadores con la iniciativa vacaciones dignas, están entre los puntos que ha respaldado el legislador yucateco.
De igual forma, y conociendo las necesidades de la falta de acceso a servicios de salud en Yucatán, ha impulsado la creación de 10 Clínicas Comunitarias que llevan por nombre Wilma Marín, 3 en la capital y 7 en el interior del estado, donde se prestan servicios gratuitos o a muy bajos costos, para que nadie se quede sin atención médica digna y de calidad.
“En estas clínicas las personas tienen atención médica general, optometrista, dentista, análisis sanguíneos, así como una farmacia donde sí encontrarán su medicamento, no hay pretextos. Yo como Senador he tomado como prioridad la salud de los yucatecos y he demostrado que lo único que hace falta es voluntad para hacer que las cosas pasen”, remató

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil