Portada

CODHEY, tapadera de la UADY

*Postulante a doctorado en Ingeniería ve frustrado sus estudios por capricho de la Universidad Autónoma de Yucatán. Queja ante Derechos Humanos sólo muestra la colusión sistemática entre ambas instituciones

*Cuando Adalberto Ramón Sosa Chagoyan intentó ingresar al doctorado en la facultad de Ingeniería fue rechazado en dos ocasiones, a pesar que cumplía con todos los puntos que la convocatoria señalaba en ese momento.

Redacción/ Sol Yucatán

El Ingeniero Civil, Adalberto Ramón Sosa Chagoyan, durante su maestría en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), tuvo a bien hacer una observación al entonces director José Humberto Loria Arcila, respecto a los beneficios que recibía otro alumno, lo que derivó en una primera queja ante la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (CODHEY), la cual resultó afirmativa para Adalberto.

Sin embargo, en 2020, cuando intentó ingresar al doctorado en la misma facultad fue rechazado en dos ocasiones, que de acuerdo a su queja, cumplía con todos los puntos que la convocatoria señalaba en ese momento.
En entrevista, Ramón Sosa dijo que ante el primer rechazo decidió asesorarse para que al año intentara nuevamente postularse al doctorado.

A pesar de haber solicitado el cambio del comité evaluador, para su segunda evaluación, éste se repitió durante su segundo intento de entrar al doctorado de Ingeniería, “hubo comentarios discriminatorios, que a mis 57 años, por mi edad, era mejor dejar los estudios”.

“Volví a pedir mi cédula de evaluación y fue lo mismo, había cosas que no estaban dentro de la convocatoria, y es cuando decido levantar nuevamente una denuncia ante la CODHEY”, dijo.

UN CALVARIO E INEFICIENCIA

La queja con fecha 12 de julio de 2021, en una primera instancia fue rechazada porque “no estaba clara y que tenía 5 días para aclararla”.

Ramón Sosa señala que luego de defender la queja 442/2021, la CODHEY la vuelve a rechazar por segunda ocasión “porque los trabajadores de la UADY no son servidores públicos”, por lo que impugnó dicha respuesta la cual llegó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), quien le advierte que la CODHEY reabre su caso, sin haberle notificado.

“Ellos (CODHEY) reabren mi expediente porque no valoraron las pruebas; durante el proceso, por oficio el abogado Jefe de Asuntos Litigiosos y Amparos, de la Oficina del Abogado General de la UADY, Luis Enrique de León Gómez, empezó a mandar una serie de oficios y mentiras brutales, “que su tema no es propio de la construcción”, entonces cómo tengo una maestría con ese tema, cómo es que me asesoró un doctor de la UADY y le pareció bien el tema”, dijo Ramón Sosa.
El Ingeniero señaló que después de tanto, por fin la CODHEY acepta la queja, “lo que nos dice es que si hay una violación a sus derechos, pero solo lo hacen por las faltas administrativas de la UADY “y mis derechos a la educación, qué hay sobre la discriminación a mi edad, y por las mentiras que dice el abogado (Enrique de León)”.


Luego de dos años del proceso, Ramón Sosa al cuestionar al visitador de la CODHEY, Silverio Azael Casares Can, sobre qué le falta y en cuánto tiempo más obtendrá respuesta de su queja, pero no obtuvo respuesta.

“En el mejor de los casos es ineficiencia y en el peor es colusión, es triste que la CODHEY, que tiene que defender los ciudadanos, se convierta en tapadera de la UADY, y ahora tengo que pelearme con la CODHEY, para llegar a la UADY, porque no es justo lo que hacen con los ciudadanos”, lamentó Sosa Chagoyan.

De acuerdo con el reglamento de la CODHEY una queja no se debe de extender más de 9 meses una resolución definitiva, “en mayo se cumplen los 9 meses, y al no responder nada lo que ellos quieren es que uno desista”

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil